Naomi Osaka anuncia su ausencia para el Roland Garros

La japonesa y número tres del escalafón profesional opta por no asistir a la contienda gala, en lo que respecta a su edición de 2020, tras una lesión en el tendón de la corva izquierda. La asiática recientemente fue monarca del Abierto de Estados Unidos, siendo su tercer título en un Grand Slam.

Naomi Osaka, quien viene de titularse campeona del US Open, anunció su baja para el Roland Garros producto de una lesión en el tendón de la corva izquierda.

La nipona se suma a la australiana Ashleigh Barty, vigente campeona del Abierto de Francia como parte de las jugadoras que no asistirán a la contienda del Grand Slam parisino, el cual iniciará el próximo 27 de septiembre.

Vale resaltar que los organizadores del Major galo informaron una nueva reducción de la cantidad de fanáticos que podrán presenciar la cita, esto como consecuencia del empeoramiento por brote del COVID-19 en Francia.

Tras el nuevo límite fijado departamento de policía de París únicamente tendrán posibilidad de acudir a la justa unos 5.000 espectadores por día, de acuerdo a un comunicado divulgado este jueves. En las ediciones anteriores habían 11.500 personas distribuidas entre las tres canchas en Roland Garros.

Vea también  Gareth Bale ya es jugador del Tottenham

“Es importante para la vida deportiva, social y económica del país que un evento importante como Roland Garros pueda celebrarse respetando todos los imperativos de salud”, explicó la organización del torneo.

Osaka, quien actualmente es la número tres del ranking de la WTA, se lesionó  el tendón en agosto en el accionar del Western & Southern Open que igualmente se escenificó en Nueva York, y esto llevó a que no disputara la final por molestias físicas y durante el US Open utilizó un vendaje.

“Desafortunadamente no podré jugar en el Abierto de Francia este año”, declaró Osaka en Twitter. "“Mi muslo aún está dolorido y no tendré tiempo de prepararme para la arcilla. En esta ocasión estos dos torneos ocurrieron demasiado cerca uno del otro para mi”.

Osaka no contaba con el favoritismo en la justa de arcilla. El título de monarca del US Open significó su tercer campeonato en un Grand Slam.