Andy Murray se mete en la final de Amberes

El de Dunblane venció en un encuentro cerrado donde fue capaz de mostrar destellos de sus mejores virtudes. Un coloso de la devolución, Murray logró arañar hasta el 62% de los puntos sobre el segundo servicio de su rival (21/34).

La perseverancia bien cumplida sobre una cancha. Con un puño apretado, el gesto serio y la discreción por bandera, Andy Murray llegó este domingo en el Abierto de Europa la 68ª final individual de su carrera y la primera en los últimos 31 meses. El británico se deshizo por 3-6, 7-5, 6-2 del #NextGenATP Ugo Humbert para subrayar una voluntad clara: volver a competir al máximo nivel en el circuito.

 

El de Dunblane venció en un encuentro cerrado donde fue capaz de mostrar destellos de sus mejores virtudes. Un coloso de la devolución, Murray cambió hasta el 62% de los puntos sobre el segundo servicio de su rival (21/34), una insistencia fundamental para terminar girando el partido. Con el orden táctico como señalado, Andy protegerá e 77% de los puntos con primer servicio (36/47), clave para marcar el ritmo del encuentro.

El antiguo No. 1 mundial dio un paso más en su regreso a la alta competición. Ante la mirada de su entrenador Jamie Delgado y la compañía perenne de su preparador físico Matt Little . El jugador de Dunblane firmó la 68ª final de una carrera cuyo último capítulo dista mucho de estar escrito. Su hambre deportiva, remontando una semifinal donde estuvo un puñado de puntos de la derrota, permanencia remarcada una vez más a la vista de todos.