Dovizioso, ante la carrera más difícil de la gira asiática

Los pronósticos empiezan a dilucidar un fin de semana lluvioso y con temperaturas propias de la época en la que estamos inmersos: el otoño. Estas condiciones más que facilitar, ponen en el aire más si cabe el reto del piloto de Forli.

Andrea Dovizioso no tiene marcado en su calendario Phillip Island como circuito fetiche. El italiano no se adapta bien a un trazado en el que tan solo ha ganado una vez, en 2004 y con una 125. Con la Ducati solo ha conseguido un podio, y fue justamente el año pasado. Un aire de esperanza. Pero nada más allá.

Los pronósticos empiezan a dilucidar un fin de semana lluvioso y con temperaturas propias de la época en la que estamos inmersos: el otoño. Estas condiciones más que facilitar, ponen en el aire más si cabe el reto del piloto de Forli. Un trazado siempre desafiante que lleva al límite a todos. En este sentido, el de Ducati asegura: "Sobre el papel, este es el circuito más difícil de los tres consecutivos que se afrontan en la gira asiática. Es cierto que terminé tercero el año pasado, y con eso hemos de afrontar el desafío. La lluvia y el frío son propios de Phillip Island, por lo que todo puede ocurrir".

En referencia a su segundo puesto en el Mundial, que ahora amenazan con arrebatarle pilotos como Viñales, Rins o el propio Quartararo, afianzado como mejor rookie del año, el transalpino es contundente: "Pese a que logré meter algunos puntos sobre mis inmediatos perseguidores en Japón, no puedo relajarme si quiero mantener esta posición. Quiero hacer un buen resultado en Australia", zanja.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/motor/formula-1/2019/10/23/horner-verstappen-es-una-persona-muy-diferente-a-su-padre.html