Motor - Fórmula 1

Equipos estarían rumbo a competir en 2021 con los monoplazas de este año con excepción de McLaren

Con la actual zafra aún en suspenso, debido al COVID-19 las escuderías habrían decidido guardar sus modelos del año próximo para 2022 y luchar con los actuales en la próxima campaña.
Los de Woking se alistan para luchar el año próximo con el MCL36 Los de Woking se alistan para luchar el año próximo con el MCL36

Es una resolución más que lógica tal y como se presenta el año en la F1. Es muy probable que no se pueda correr hasta el verano, las fábricas han detenido su actividad, y pensar en diseñar un nuevo modelo para 2021, cuando no se han estrenado de forma oficial los de 2020, suena absurdo.

Habría una única excepción ya tratada, y sería McLaren, donde podrían ejecutar sólo las modificaciones estrictamente necesarias para la incorporación del motor Mercedes, algo pactado con la FIA y el resto de equipos en las conversaciones que están manteniendo de forma permanente en estos días para adecuarse a la crisis.

Otra de las medidas que está al caer es el aplazamiento del cambio de reglamento a 2023, una vez que ya se cambiara hace unas semanas de 2021 a 2022, esto es un año más de retraso, tomando en la práctica que este será no hábil para trabajar por culpa del coronavirus para muchas de las escuadras del campeonato, que no pueden destinar los mismos recursos para nuevos proyectos que los más pudientes.

La crisis financiera insta a la supervivencia y no al despilfarro de recursos con la que está cayendo a nivel planetario. La necesidad de adaptarse financieramente a lo que está sucediendo, juega a favor de la medida de la congelación de modelos (no la evolución) para que compitan en lo que se salvará del calendario de este curso y también en el próximo.

Vea también Montezemolo señaló que Schumacher hizo todo lo posible para que contrataran a Vettel en 2010 pero prefirieron a Alonso

Le pasó a McLaren en 2003

Ha habido ocasiones en las que un modelo nuevo no ha funcionado y se ha debido volver al chasis anterior, como le pasó a McLaren en 2003 con su MP4-18, que Pedro de la Rosa probó hasta la saciedad, sin que se consiguiera en la fábrica que tuviera la mínima fiabilidad posible. Una de las primeras cajas de cambio fabricadas íntegramente en carbono, incorporada por su ligereza y resistencia fue el origen de la mayoría de problemas para los de Woking, que debieron competir con un MP4-17B toda la campaña. Fueron innovadores y lo pagaron, cuando hoy las trasmisiones son muy similares a las de aquella revolución técnica iniciada por McLaren.

Ahora se impone la 'economía de guerra' en todos los ámbitos, y mirar por la salud de un Mundial que puede quedar muy resentido.

Categoria : Fórmula 1 Deporte : Motor
Tomás Rincón
Tomás Rincón     

Periodista Deportivo.Bilingue. Sports Journalist.