Drew McIntyre retiene campeonato universal durante Extreme Rules

La velada concluyó con una riña poco habitual pero como siempre sorprendente, después que Bray Wyatt y Braun Strowman batallaran en una especie de pantano a lo "Horror Show", terminando con el rostro de "The Fiend" y un desaparecido "Monstruo Entre Hombres", sin dejar en claro quién fue el ganador.

El Extreme Rules de este año estuvo más que emocionante, sobre todo por la intensidad de los duelos y el intercambio de títulos que lograron a algunos, y la permanencia de fajas de otros.

El Performance Center de la WWE, en Orlando, Florida, albergó una nueva edición de las "reglas extremas", que sin bien no fue tan animada por la falta de público, sí logró llamar la atención de los televidentes que se gozaron los emparejamientos. Teniendo más de 100 días como campeón universal de la WWE, Drew McIntyre mantuvo no solo el cetro, sino la simpatía de sus fanáticos.

Aun cuando tenía todo en su contra luego que Dolph Ziggler declarara que la lucha sería con "extreme" sólo para él, el creador del "Claymore" y el "Beso de Glasgow" se las ingenió para salir de un episodio desgastante y exitoso.

A quienes destronaron de los títulos en parejas de Smackdown fueron a The New Day (Big E & Kofi Kinstong), luego de que Cesaro & Shinsuke Nakamura los derrotaran en una contienda de mesas para convertirse en los nuevos monarcas.

Con una pequeña asistencia de Sasha Banks, Bayley venció a Nikki Cross para retener el campeonato femenino de SmackDown, mientras que la presentación de La Jefa estuvo algo enredosa ante Asuka.

En los momentos cruciales, la japonesa y reina del cinturón Raw, lanza el rocío verde al rostro del árbitro por accidente, quedando fuera de combate. En ello, Bayley ataca a Asuka y se pone la camiseta del árbitro para hacer la cuenta y forzar sonar la campana, sin embargo quedó entredicho si Banks se quedaba o no con el mencionado trofeo.

Debido a que Apollo Crews no se presentó a luchar por una prueba física, MVP se autoproclamó como el dueño del campeonato de los Estados Unidos. Por otro lado, convirtiéndose en una batalla a lo kickoff, Kevin Owens se alza con la victoria sobre un desconcertado Murphy.

Una lidia, que tenía mucho qué decir y con tela aún que cortar, la resolvieron finalmente Seth Rollins y Rey Mysterio. En la pugna llamada "Ojo por Ojo", El Mesías de los Lunes por la Noche sudó para sacarle el triunfo al de raíces mexicanas; esperando que limen asperezas o sencillamente continúen con las rencillas.