El Cubo de Pekín 2008 es ahora un parque acuático futurista

Una de las grandes preocupaciones del Comité Olímpico Internacional a la hora de adjudicar los Juegos a una ciudad es el legado que deja a dicha ciudad. En más de una ocasión hemos visto instalaciones que han acabado siendo abandonadas.

El Centro Acuático Nacional, más conocido como el Cubo de Agua, fue la sede de la natación y los saltos de trampolín en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Pekín 2008. Situado en el Parque Olímpico, muy cerca del estadio olímpico de El Nido, se convirtió en uno de los símbolos de aquellos Juegos y del Pekín más moderno. Además de su espectacular estructura interior, pero sobre todo exterior, el cambio del color de las luces atraía las miradas de todos.

Una de las grandes preocupaciones del Comité Olímpico Internacional a la hora de adjudicar los Juegos a una ciudad es el legado que deja a dicha ciudad. En más de una ocasión hemos visto instalaciones que han acabado siendo abandonadas, pero no es el caso de El Cubo. Desde hace unos años es un Parque Acuático futurista que imita el fondo del mar, con medusas y burbujas gigantes. Tiene una playa artificial con olas y decenas de toboganes de diferentes alturas.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/futbol/serie-a/2019/09/26/milan-pierde-con-torino-y-va-de-mal-en-peor.html