Lionel Messi se molesta y el Barcelona tiembla ante una posible despedida en 2021

El rosarino ha tenido una relación nada amistosa con los integrantes de la actual plana mayor del conjunto blaugrana, sumado a su descontento con la gestión de Quique Setién como Dt dejan la puerta abierta para que apueste a poner fin a su trayectoria como referente de la institución catalana.

Messi no está contento. El jugador argentino no pasa por su mejor momento en el Barcelona y la culpa no es únicamente de la situación deportiva que atraviesa el equipo. Es un secreto a voces que la relación del rosarino con la actual Junta Directiva no es buena. La colección de desencuentros con algunos de sus miembros es larga. Van desde la actitud del club en la rebaja salarial a las filtraciones sobre el vestuario.

En este contexto de malestar del rosarino, la cadena SER informó anoche de un supuesto órdago de Messi a la directiva. La emisora revelaba que el capitán del Barcelona habría paralizado las negociaciones para su renovación y anunciado que su etapa en el Barça llegará a su fin el verano del año que viene.

Desde el Barcelona niegan este extremo o, al menos dicen no tener conocimiento de un cambio de postura de Messi sobre este asunto. Entienden que las negociaciones, que ya estaban en marcha, siguen su curso habitual.

Tampoco es que sea necesario un anuncio de Messi a este respecto en estos momentos. Todavía quedan muchos meses por delante y la negociación se puede dilatar en el tiempo. Messi puede ir esperando a ver acontecimientos, como la planificación de la plantilla para la próxima temporada o quién está al mando del club en el futuro inmediato.

Vea también Roberto "Mano de Piedra" Durán recibe el alta médica en Panamá

Lo que está claro es que Leo es dueño de su futuro. El capitán azulgrana ha optado por contratos cortos, de uno o dos años y siempre disponiendo de la capacidad de rescindirlos unilateralmente al final de cada temporada.

Leo 'entra' en campaña

El verano de 2021 todavía queda lejos y se trata de una fecha trascendental para la entidad azulgrana. Se celebran elecciones en Can Barça y no cabe duda de que este asunto será uno de los aspectos fundamentales en la campaña. Que el argentino llegue renovado a ese momento del calendario supondría un espaldarazo a Josep Maria Bartomeu, que aunque no puede presentarse, tendrá representación por medio de una candidatura continuista.

Sin embargo, si la incertidumbre sobre el futuro del rosarino sigue en el ambiente, sería normal que el soci retirara su apoyo a aquellos que no han sido capaces de tener contento al mejor jugador en la historia del club.

 

 

 

Fuente: Marca