Dembélé fue operado y sería baja por seis meses

El extremo galo fue sometido a una intervención quirúrgica en Finlandia, y por la cual estará fuera de acción, lo cual le da la posibilidad al club blaugrana de buscar una contratación, siempre reciban autorización de la Federación.

Ousmane Dembélé pasó por el quirófano este martes en Finlandia para someterse a una intervención de más de dos horas a manos del doctor Lasse Lempainen. En ella se trató de arreglar la lesión que se produjo hace unos días mientras entrenaba. Una rotura del tendón proximal del bíceps femoral de la pierna derecha. La misma que ya padeció hace dos temporadas, pero en la otra pierna.

Curiosamente, en aquella ocasión el tiempo estimado de baja fue de cuatro meses, aunque Ousmane consiguió regresar a los terrenos de juego antes. En esta ocasión, según informó el Barcelona, Dembélé deberá estar en el dique seco seis meses. Más del tiempo mínimo que estipula la norma para que un equipo pueda fichar un recambio para un fichaje de larga duración.

Esto abre la puerta para que el Barsa haga una contratación que cubra el hueco que el extremo galo deja libre. Sin embargo, ahora todo queda en manos de un comité médico que deberá dar el visto bueno definitivo a la autorización. Deberán ser ellos los que confirmen que la estimación de los seis meses de baja está en concordancia con la gravedad de la lesión que padece Dembélé.

Manos a la obra

Aunque en el Barcelona siempre han sido cautos y no se han atrevido a dar un tiempo de baja hasta que Ousmane pasara por el quirófano, siempre han estado trabajando en un plan de contigencia por si esa posibilidad se confirmaba. Así, la dirección deportiva barcelonista ha hecho movimientos en ese sentido, adelantando conversaciones por si había que llevar a cabo una contratación exprés.

En el club manejan una lista con varios nombres de candidatos para reforzar su delantera, aunque ahora mismo el mejor posicionado es Willian José. El delantero de la Real Sociedad interesa a los catalanes desde el verano pasado, pero es ahora cuando la situación y la necesidad, hace más posible que nunca su contratación.

Además del viejo interés en Willian José, ayuda el hecho de que el brasileño no esté pasando por su mejor momento en el club donostiarra. Se significó demasiado en el mercado invernal, cuando todo el mundo supo que estaba intentando abandonar la Real Sociedad. Ahora, los aficionados del equipo vasco lo miran con otros ojos. Su salida no sería para nada traumática y, de hecho, buena parte de la afición txuri urdin ve bien darle una salida y, de paso, hacer caja por un jugador que ya ha demostrado que no está al cien por cien con la causa de la Real.

Vea también Ron Roenicke es el nuevo manager de los Medias Rojas

Otros futbolistas que figuran en la agenda de la secretaría técnica azulgrana y por los que ya se ha establecido algún tipo de contacto son Lucas Pérez, ÁngelLuis Suárez o Loren. En el caso del primero, como pasa con Willian José, también se trata de un jugador por el que el Barsa ya mostró interés hace tiempo, en la época con Luis Enrique al frente de la nave culé.

Una gestión rápida

En cualquier caso, sea quien sea el elegido, lo que tienen claro en el Barcelona es que la operación debe realizarse con la máxima celeridad posible. Según la norma, el Barsa tiene 20 días para presentar el informe de los cirujanos a la Federación. Esta se lo pasará a un tribunal médico, que deberá decidir si le da el OK para fichar. De ser así, los catalanes dispondrían de 15 días para hacer un fichaje.

En el Barsa no contemplan, bajo ningún concepto, agotar estos tiempos. Quieren reforzar su plantilla cuanto antes, ya que entienden que ahora mismo están en una desventaja competitiva importante. La idea es fichar en cuanto les sea posible.

Y ahí volvemos a la famosa lista de candidatos. El Barcelona confía en no demorar las negociaciones. Contactar con los jugadores que forman parte de su lista y, en función de lo que pidan sus clubes y cómo se ajuste a la situación actual del mercado, proceder al fichaje.

 

 

Fuente: Marca