Christophe Dugarry criticó fuertemente al FC Barcelona

El ex jugador quien fuera figura de los azulgranas en la zafra 1997-1998 destacó que su ex equipo actualmente "es un club de payasos, Todo se hace al réves. Tienes la impresión de que no hay proyecto en este club".

Estuvo en el Barcelona en la temporada 1997-98, por lo que habla con conocimiento de causa. Pero haber pasado por el club azulgrana no le resta ni un ápice su espíritu crítico, sobre todo cuando el incendio es un hecho. Christophe Dugarry no tuvo piedad a la hora de analizar ante el micrófono de RMC Sport la situación actual de su exequipo y acabó despachándose a gusto: “El Barcelona tiene muy mala imagen y hay poca elegancia”.

Dugarry ha hablado de la situación del club azulgrana y lo ha hecho con extrema dureza, justo poco después de la gran rajada de su estrella Messi en las redes sociales. El campeón del Mundo en 1998 ha destrozado al Barcelona, incluso con ofensas directas, a la vez que ha criticado especialmente su forma de trabajar: "Es un club de payasos. Todo se hace al revés. Tienes la impresión de que no hay proyecto en este club. La única prioridad es el presidente sea reelegido (lo dice aunque Bartomeu no se podrá volver a presentar). No se entienden entre ellos. Y en todos los mercados hay un problema con el club".

Vea también http://www.gacetadeportes.com/beisbol/serie-del-caribe/2020/02/07/joey-meneses-lidera-el-equipo-todos-estrellas-en-san-juan.html

Respecto a la política de fichajes, destacó su inoperancia: "Trabajan el doble e, incluso, el triple. Y desde la marcha de Xavi e Iniesta, han gastado mucho dinero, pero no han sabido encontrar ni el juego ni la calidad".

Más allá de la falta de acierto en lo deportivo, Dugarry acabó cuestionando la imagen del Barcelona, que es la filosofía de su eslogan, "Más que un club": "Tienen muchos problemas y, sobre todo, tienen una muy mala imagen. Para un club de esta categoría, hay demasiadas personas que no tienen la elegancia y la clase que debería haber en un club de esta categoría. Realmente es un club que no tiene clase".

 

 

Fuente: AS