Barcelona sale en plan estelar ante el temible Atlético

Otro tramo del viaje en que han tornado los Barcelona-Atlético en la segunda década del siglo XXI: un duelo que puede ganar cualquiera hasta que a Messi le da por marcar diferencias.

A la final de Arabia sólo se llega por un camino. Recto, llano y despejado cuando conduce Messi, más aún si lo acompañan copilotos como Suárez y Griezmann. Lleno de curvas, empinado y empedrado cuando se aparece enfrente el mejor jugador del mundo. El plan al que recurre Valverde para meter la directa y salir del atasco contra las emboscadas que ingenia Simeone para cortar el avance de su compatriota e imponer su velocidad de crucero.

Otro tramo del viaje en que han tornado los Barcelona-Atlético en la segunda década del siglo XXI: un duelo que puede ganar cualquiera hasta que a Messi le da por marcar diferencias.

Sucedió hace un mes, cuando el Atlético miró a los ojos al Barcelona, acumuló ocasiones (Ter Stegen también hizo lo suyo para mantener a su equipo con vida) y acabó perdiendo en los instantes finales tras una arrancada con suficiencia y un pase a la red marca de la casa del 10.

Ocurrió en la última visita al Camp Nou, cuando el orgullo herido rojiblanco tras la temprana expulsión de Diego Costa le permitió aguantar en pie durante casi todo el partido, hasta que Leo encontró un único resquicio. Como había hecho un año antes para hacer inútil el milagro diario de Oblak tras el lanzamiento de una falta imparable. Con Messi, siempre hay ventaja.

No hace falta más que ver sus números ante el Atlético: 30 goles en 39 enfrentamientos, 24 victorias, tres hat-tricks, otros tantos dobletes... Ni qué decir atendiendo sólo a la Liga, donde ha firmado 25 de esos tantos siendo su segunda víctima, por detrás del Sevilla, más propicia. Sin embargo, esos números son otra historia cuando hay de por medio una eliminatoria, la autopista que le encanta tomar a Simeone para llegar hasta los títulos.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/motor/deporte-motor/2020/01/09/sam-sunderland-abandona-el-dakar-en-la-version-motos.html