Clubes del Viejo Continente perderían unos 4.500 millones de dólares en ingresos

De acuerdo a un estudio dado a conocer este martes por la Asociación de Clubes Europeos (ECA) se presenta un déficit desglosado entre la actual campaña y la edición 2020-2021, producto de la pandemia mundial del COVID-19.

Los clubes europeos de fútbol perderían 4.000 milllones de euros (4.500 millones de dólares) en ingresos durante el año próximo debido a la pandemia de coronavirus, según un estudio divulgado el martes por la Asociación de Clubes Europeos.

La ECA calcula que clubes en 55 países afrontan un déficit de 1.600 millones de euros (1.800 millones de dólares) esta temporada, y de 2.400 millones de euros (2.700 millones) en la temporada 2020-21. El análisis excluye los posibles ingresos por venta de jugadores.

“Los resultados ponen en evidencia el impacto financiero del COVID-19 en los clubes europeos .... es como un sismo”, dijo el director ejecutivo de la ECA Charlie Marshall.

Andrea Agnelli, el presidente de la ECA y a la vez del club italiano Juventus, ha calificado la pandemia como “una auténtica amenaza existencial” a la industria del fútbol.

La FIFA ha dirigido cientos de millones de dólares de sus reservas financieras para repartir ayudas y ofrecer préstamos libre de intereses a sus federaciones, las cuales pueden invertir los fondos en los clubes.

La pandemia ha afectado los acuerdos de derechos audiovisuales en todo el mundo. Los partidos se han tenido que disputar con una escasa o nula presencia de aficionados en los estadios, lo que ha reducido significativamente los ingresos.

En las 10 ligas que fueron sondeadas por la ECA, entre ellas las cinco más ricas que están en Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y España, los clubes afrontan pérdidas de 400 millones de euros (450 millones de dólares) por venta de boletos durante esta temporada y de 1.100 millones de euros (1.200 millones de dólares) en la próxima.

Vea también Josep Bartomeu: "Me encantaría que Pau Gasol jugara en el Barsa"

“El impacto financiero no acabó tras la reanudación de los partidos”, dijo Marshall. “Más bien continuará en la próxima temporada, y debemos tomar medidas para tener una industria del fútbol que sea más sostenible a largo plazo”.

Gastar casi el 60% de los ingresos en salarios es considerado como algo habitual para los grandes clubes.

La ECA, con 246 miembros, pronostica que ese porcentaje subirá del 59,6% que se asignó la pasada temporada dentro de las cinco ligas principales a 69,3% en la próxima campaña.

En las ligas de menor jerarquía, el gasto en salario será “más amplio”, advirtió la ECA.

“El próximo mercado de pases nos dará el próximo indicio de la motivación económica y cómo se encuentra la salud del fútbol”, dijo Marshall. “Pero se debe aprovechar el tiempo ahora para examinar la estructura operativa en el gasto”.

 

 

 

Fuente: AP