Un gol de Firmino clasifica al Liverpool a la final del Mundial de Clubes

El brasileño se combinó con el egipcio Mohamed Salah para darle la victoria a los reds frente al Monterrey, y así obtener el pase al partido decisivo donde enfrentarán al Flamengo.

El Liverpool también tuvo que sufrir de lo lindo como el Flamengo en su semifinal un día antes para colarse en la ansiada final del Mundial de ClubesFirmino, que había entrado como solución de urgencia por Shaqiri, deshizo el empate a uno en el primer minuto del descuento para mandar a casa a Monterrey, que con un gran planteamiento puso en serios apuros a los de Klopp. El Liverpool se medirá por tanto al Flamengo en la final para repetir el duelo entre ambos de 1981 que cayó del lado brasileño.

El Khalifa Stadium registraba mucho mejor ambiente para esta segunda semifinal. Lleno, con algo más de presencia de la hinchada inglesa, y un partido con más peso y calidad que el del Flamengo y Al Hilal del pasado martes. Todo se ponía fácil para el Liverpool gracias a un pase milimétrico por dentro de Salah a Keita que este no desaprovecha para abrir el marcador. Pero Rayados reaccionó rápido y Funes aprovechaba un rechace de Alisson para marcar el empate dos minutos después, así que todo volvía a empezar.

Cada equipo asumía su papel. Pese a que al Liverpool le gusta el vértigo, su rival se encerró y no le dejaba correr. Casi un 80% de posesión en los primeros 20 minutos para los reds que de poco o nada le servían. Otro pase genial de Salah entre la maraña no aprovechó Milner, pero poco después respondía Pabón con un tiro cruzado que despejaba Alisson.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/motor/formula-1/2019/12/18/esteban-ocon-celebra-estar-en-un-equipo-galo-que-tiene-grandes-ambiciones.html

No estuvo cómodo el equipo de Klopp en el primer tiempo aún dominando. Si bien dispuso de alguna ocasión, sobre todo en una acción del meta Barovero que le robó la pelota a Keita, el planteamiento del técnico Antonio Mohamed cerraba bien los espacios y permitía salir hacia arriba, sobre todo con Pabón, que por su banda creó siempre problemas a los reds. En una de sus internadas metió un balón a Funes que salvó con la yema de los dedos Alisson.

El duelo no decayó en el segundo tiempo sino todo lo contrario. Estaba ya claro que el que sellara su plaza en la final iba a tener que sufrirlo. Keita tuvo otra clara ocasión pero Monterrey se fue soltando y en esa misma jugada ya tuvo que ver la amarilla Joseph Gómez para frenar a Funes. Pabón mandó fuera un balón en un asedio de los mexicanos y Kopp buscaba más mordiente en ataque dando entrada a Mané y después la de Firmino.

 

Salah, muy solo toda la noche ante una zaga mexicana que supo casi siempre como anularle con constantes ayudas, firmaba aún así lo mejor de los reds e inició una jugada que acabó con un fallo clamoroso de Origi en boca de gol que podía haber resultado definitivo. Cuando todo parecía abocado a la prórroga, se coló Firmino en el partido para acabar con crueldad con el sueño de Monterrey en el descuento.. Cayó de pie Monterrey, pero los de Klopp ponen los dos pies en la final del sábado.