Federico Valverde tendrá más protagonismo con el Real Madrid

El volante uruguayo le dará a Zinedine Zidane, técnico del conjunto merengue lo que estaba buscando para tener mayor fuerza en la zona medular, tras no poder concretar el fichaje de Paul Pogba.

La batalla por Pogba en verano fue dura. El fichaje del francés se convirtió en una obsesión para Zidane de cara a su nuevo proyecto y en un imposible para el Real Madrid, que no encontró el más mínimo resquicio en el Manchester United para intentar complacer al técnico. Zizou quería a Pogba sí o sí y sacrificó su centro del campo pensando únicamente en el campeón del mundo. Con Pogba en la cabeza abrió la puerta a Kovacic, Llorente y Ceballos y la cerró para otras alternativas en la medular, como Eriksen o Van de Beek. En definitiva, de centrocampistas se quedó en plantilla con su eterno tridente, Casemiro, Modric y Kroos, más Valverde y los reconvertidos James e Isco.

Pero sin Pogba, Zidane ha encontrado a su Pogba. Con Valverde había un especial runrún en Valdebebas de gran jugador desde el pasado verano. A Lopetegui le gustaba, a Solari también y a Zidane lo ha enamorado. Hasta el punto de que ve en Valverde a su Pogba. Porque todo lo que pensaba que le podía dar el campeón del mundo, se lo está dando el uruguayo: intensidad, músculo, llegada, trabajo, equilibrio...Valverde se ha destapado a lo grande y se ha convertido en un recurso de lujo para Zidane, que lo puso en órbita con la titularidad en el Wanda.

Bueno, bonito y barato

"Es verdad que estoy contento por Valverde, es muy bueno y siempre lo ha demostrado. Está creciendo, siempre avanza, siempre quiere el balón, ha sido clave en dos goles y estoy contento por él. Es un jugador un moderno, con un recorrido importante en ataque y en defensa y lo está haciendo bien. Me alegro porque está jugando y se lo merece". Zidane está encantado con su nuevo descubrimiento en el centro del campo. Y el club también. No es para menos. Porque la operación de Pogba hubiese obligado al Madrid a un esfuerzo económico histórico, sin ser un jugador que llenase especialmente al club, por mucho que para Zidane fuese un refuerzo estratégico.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/futbol/internacional/2019/10/07/messi-inicia-la-ruta-para-alcanzar-a-pele--2.html