Sevilla goleó al Qarabag por la Liga Europea

Chicharito Hernández, con un golpe franco directo excepcional, abrió el camino para sumar los tres puntos en su estreno como titular. No estuvo el mexicano acertado, aunque sí trabajador, pero con ese gol ya comienza a justificar ese último esfuerzo.

El Sevilla ha iniciado su nueva andadura europea con un importante triunfo en Azerbaiyán, salida más complicada del grupo, y haciendo valer las nuevas señas de identidad del conjunto andaluz: portería a cero y puño de hierro en las escasas ocasiones claras de las que dispone. 

Chicharito Hernández, con un golpe franco directo excepcional, abrió el camino para sumar los tres puntos en su estreno como titular. No estuvo el mexicano acertado, aunque sí trabajador, pero con ese gol ya comienza a justificar ese último esfuerzo de Monchi en el mercado de fichajes. Munir y Óliver Torres certificarían la goleada con otros dos golazos. Muchos se suben al carro de Lopetegui.

Y es que la idea de Lopetegui no varía, ni aunque se trate de un partido europeo, o por los múltiples cambios que realizó para dar refresco a su equipo de cara a la cascada de partidos que ya se ha iniciado hasta el parón de mitad de octubre. Quiere mandar y llegar con fluidez, dejando el balón muy alejado de su portería. Dispuso de hasta siete caras nuevas, dándole el mando del juego a un Óliver Torres, que cogió los galones de Banega, y la delantera a Chicharito, escoltado por Munir. La maquinaria no se resintió.