Valencia sorprendió al Chelsea en inicio de la Champions

Un triunfo que vale su peso en oro y que empieza a aliviar las penas de un Valencia pesaroso por los problemas que se genera desde Singapur. Y que de camino le da un respiro al nuevo técnico.

Los jugadores del Valencia decidieron hablar sobre el césped, después de haberse negado a comparecer en los últimos días por la crisis abierta en el club tras el despido de Marcelino. Fue un gran partido de todos los futbolistas.

Y toda una paradoja que Rodrigo, al que Peter Lim quiso traspasar este verano al Atlético, marcara el gol de la victoria en Stamford Bridge. Un triunfo que vale su peso en oro y que empieza a aliviar las penas de un Valencia pesaroso por los problemas que se genera desde Singapur. Y que de camino le da un respiro al nuevo técnico.

Celades reforzó el centro del campo como acostumbraba Marcelino fuera de casa en partidos de mucha presión en el centro del campo. Con Coquelin en la banda derecha y Parejo y Kondogbia, en el doble pivote, Celades aumentó la masa muscular de su equipo aun a riesgo de perder presencia en campo contrario. Y así sucedió. Lampard optó por los tres centrales y Azpilicueta y Alonso como carrileros de largo recorrido con los que abría el campo para tratar de desajustar las líneas blanquinegras.