Fútbol - Bundesliga

Bayern Munich enfrentará al Leverkusen en la final de la Copa de Alemania

El club bávaro al igual que el resto de clubes no tendrán que usar mascarillas, y de la misma forma se aplicará esta modificación en la segunda y tercera división. Los dirigidos por Hansi Flick buscarán el 4 de julio alzarse con el título de la contienda copera.
El Munich aspira a conquistar el cetro de la justa copera El Munich aspira a conquistar el cetro de la justa copera

Después de un mes de partidos en medio de la pandemia de coronavirus, el fútbol alemán empieza a relajar algunas de sus estrictas medidas de higiene.

A partir del viernes, los suplentes y los integrantes de los cuerpos técnicos no tendrán que portar mascarillas en la Bundesliga. Además, el número de periodistas con acceso a los partidos se duplicó, de 13 a 26.

Los cambios también aplican a los torneos de segunda y tercera división, la Bundesliga femenina y las finales de la Copa Alemania en ambas ramas.

“Los ajustes fueron revisados y aceptados por el Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales en consulta con las autoridades responsables y basándose en las medidas de protección de trabajo contra el SARS-CoV-2”, dijo la Federación Alemana de Fútbol y la liga en un comunicado en conjunto.

Se mantiene un estricto protocolo de pruebas de jugadores y técnicos. No se han anunciado nuevos casos positivos entre los equipos de la primera división desde que se reinició la actividad el 16 de mayo sin presencia de público.

Las autoridades del fútbol cifran algo de esperanza de que algunos aficionados podrán asistir a las finales de la Copa de Alemania en Berlín el 4 de julio. El Bayern Múnich enfrentará a un Bayer Leverkusen en la final masculina y el Wolfsburgo se medirá con el Essen en la femenina.

Pero el técnico del Bayern Hansi Flick no lo ve factible.

“No creo que hemos avanzado lo suficiente para permitirse tener espectadores en Berlín. No lo puedo imaginar”, dijo Flick después de que el Bayern venció al Eintracht Frankfurt 2-1 el miércoles en las semifinales. “Son las condiciones que tenemos ahorita. Tenemos que aceptarlo”.

Después de cinco jornadas disputadas desde que la Bundesliga reanudó la temporada tras un paro de dos meses, parece que los jugadores y equipos se han acostumbrado a las nuevas condiciones.

“Lo positivo es que quizá, si hablas con todos, la atención es más hacia el juego. Ya no es un espectáculo”, dijo el mediocampista del Bayern Joshua Kimmich.

Alemania ha continuado relajando las restricciones de distanciamiento social mientras el número de nuevas infecciones de COVID-19 sigue disminuyendo. Pero no habrá estadios llenos en la Bundesliga pronto. Los eventos masivos seguirán prohibidos en Alemania al menos hasta el 31 de agosto.

En el campo, al menos, volvió el sentido de normalidad. El Bayern está cerca de su octavo título consecutivo de la Bundesliga. El club bávaro puede asegurar el campeonato el sábado si el Borussia Dortmund, que marcha segundo, pierde ante el Fortuna Düsseldorf y el Bayern vence al Borussia Mönchengladbach ese mismo día.

Si consigue el título, el Bayern podría tornar su atención a batir el récord de goles anotados en una sola temporada. El equipo necesita sólo 11 más para empatar la marca de 101 tantos que anotó el equipo en la temporada 1971-72.

“Eso sería lindo, pero tenemos objetivos más grandes”, dijo Flick, cuyo equipo persigue la tripleta de la Bundesliga, la Copa de Alemania y la Liga de Campeones.

 

 

Fuente: AP

Categoria : Bundesliga Deporte : Fútbol
Tomás Rincón
Tomás Rincón     

Periodista Deportivo.Bilingue. Sports Journalist.