Wilder promete que noqueará a Fury

El estadounidense vigente monarca del Consejo Mundial de Boxeo afirmó que el venidero 22 de febrero no habrá forma en la que su rival, vigente campeón lineal pueda levantarse del ring.

Deontay ‘Bronze Bomber’ Wilder prometió, de cara a su esperado desempate del 22 de febrero ante el británico Tyson Fury, que esta vez no hay forma de que ‘Gipsy King’ se levante de la lona como hizo la primera vez que se vieron cara a cara en el ring, y con ello en mente, se acabarán las dudas sobre quién es el mejor peso pesado de la actualidad.

Wilder y Fury encabezarán una cartelera de Premier Boxing Champions y Top Rank que en suelo estadounidense se distribuirá a través del sistema de pago por evento en ESPN y Fox Sports. En el territorio latinoamericano la velada se va a transmitir en vivo a través de ESPN Knockout.

“Sólo espero que llegue el 22 de febrero, es donde vamos a arreglar todo este asunto pendiente. Lo noquee la primera vez, pero esta vez no se va a levantar”, dijo el estadounidense a través de una teleconferencia esta semana. “Si no pueden ir al MGM Grand, será mejor que ordenen el pago por evento, es la pelea más grande en el boxeo”, añadió.

Vea también Iker Casillas tendría firmes intenciones de luchar por ser presidente de la federación española

El ‘Bombardero de Bronce’, apodo que tiene Wilder, actual campeón del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, por sus siglas en inglés), aseguró que la supuesta confianza que muestra ‘El Rey de los Gitanos’ es simplemente un escudo para ocultarse del nerviosismo que tiene luego de haber sido castigado con tal brutalidad en la primera batalla.

“Siento ese nerviosismo en el fondo de su corazón. Cuando golpeas a alguien y le causas una concusión, no lo olvidas, no olvidas a quién te lo hizo ni cómo te lo hizo”, aseguró el invicto noqueador estadounidense, quien es ligero favorito para llevarse la victoria. “No creo que su confianza sea tan grande luego del estado en el que lo dejé, le provoqué una concusión. Tiene mucho que pensar en ello”, destacó.

En su primer duelo, en diciembre de 2018, Wilder derribó en dos ocasiones a Fury, la segunda de manera brutal, antes de que ambos terminaran en pie y escucharan un empate en las tarjetas de los jueces, lo cual permitió a Deontay mantenerse como campeón WBC y a Fury como campeón lineal. Wilder llegará con marca de 42-0-1 y 41 nocauts por 29-0-1 y 20 fuera de combate de su rival.

 

 

Fuente: ESPN