Wilder destruyó a Ortiz con un nocaut en el séptimo round

El oriundo de Alabama venció al antillano en el segundo combate entre ambos, siendo el MGM Grand Garden Arena el escenario del combate donde el triunfante defendió exitosamente por décima vez su cinturón de monarca.

Tras no soltar su mano derecha durante los primeros seis rounds, Deontay Wilder atizó un derechazo a la frente del cubano Luis Ortiz, para enviarlo a la lona y adjudicarse un espectacular nocaut en el séptimo asalto para defender por décima ocasión su título mundial de peso completo.

Ortiz siempre fue para adelante en todos los rounds y parecía dominar al campeón mundial, pero cuando el reloj marcaba 2:51 en el séptimo asalto, descuido su guardia zurda y Wilder le metió un derechazo que mandó a la lona al cubano.

La pelea se llevó a cabo en el MGM Grand Garden Arena, donde Wilder peleó por primera vez desde que ganó el cinturón en 2015.

Fue el segundo nocaut para Wilder sobre Ortiz, pues el 3 de marzo de 2018 retuvo su título pesado al concluir una pelea inolvidable entre dos de los pegadores más poderosos del boxeo.

Vea también Flamengo se alza frente a River Plate y se consagra campeón de la Libertadores 2019

Esa noche Wilder derribó a Ortiz en el quinto asalto, apenas sobrevivió a un ataque masivo durante los últimos 45 segundos del séptimo asalto y se recuperó para anotar un nocaut de momento destacado en el décimo asalto de una pelea en la que Wilder lideró 85-84 en las tres tarjetas de puntaje en el momento del nocaut.