Clayton Kershaw llega a los 2.500 ponches en la victoria de los Dodgers contra los Diamondbacks

El serpentinero zurdo superó este jueves en abanicados totales a Christy Mathewson (entronizado al Templo de Inmortales de Cooperstown en 1936) al ser referente del triunfo de los californianos frente a los desérticos.

Clayton Kershaw conquistó este jueves dos marcas de ponches en su carrera, al conseguir mantener en blanco a Arizona hasta el sexto episodio, y los Dodgers de Los Angeles triunfaron por 5-1 a los Diamondbacks.

Sumando ocho ponches en seis innings sin permitir que le anotaran, Kershaw (5-1) se convirtió en el 39no lanzador en la historia de la Gran Carpa, tras retirar por la vía rápida a Nick Ahmed en el segundo. El monticulista zurdo dio alcance y superó a Christy Mathewson (2.502), exaltado en 1936 en la clase inaugural al Salón de la Fama de Cooperstown.

Además Kershaw es el tercer serpentinero más joven de la historia en obtener 2.500 abanicados y se adueñó del 38vo lugar de todos los tiempos en ponches, al abanicar a a Carson Kelly y Tim Locastro en el tercero.

AJ Pollock sacudíó un jonrón como emergente y Mookie Betts conectó un sencillo remolcador en el séptimo para los Dodgers, que tienen la mejor foja de la competición con 29-10 y han ganado 18 de sus 21 últimos juegos. Corey Seager bateó tres hits para Los Ángeles, que tienen una seguidilla de 10 triunfos en el Dodger Stadium tras barrer en la serie con Arizona.

Vea también Clippers triunfan por paliza contra los Nuggets

Kershaw, que no tenía una salida sin hits desde 2014, permitió que tres se embasaran pero no cedió su primer hit hasta que Christian Walker conectó un rodado hacia el campocorto con dos outs en la sexta entrada.

Luke Weaver (1-6) cargó con la derrota luego de admitir cuatro hits y dos llegadas al plato en una labor de cinco innings y un tercio.

Por los Diamondbacks, el venezolano David Peralta de 3-0.

Por los Dodgers, el puertorriqueño Kiké Hernández de 4-2, con una anotada y una producida.

 

 

Fuente: AP