Pennsylvania no autoriza a los Azulejos para jugar en Pittsburgh

De acuerdo a declaraciones de la doctora Rachel Levine, secretaria de salud del estado (sede de la novena filibustera) han visto un ascenso significativo en casos del COVID-19, por lo cual consideran un riesgo que los de Toronto utilizaran el PNC Park como reemplazo del Rogers Centre.

El estado de Pennsylvania no permitirá a los Azulejos de Toronto jugar de locales en el estadio PNC Park de Pittsburgh en medio de la pandemia de coronavirus, anunciaron las autoridades sanitarias el miércoles.

Pennsylvania se convirtió así en la más reciente jurisdicción que rechaza al equipo en la misma antesala de la temporada.

Canadá rechazó el fin de semana la solicitud de los Azulejos de jugar en el Rogers Centre, porque el itinerario de la temporada regular obligaría a frecuentes viajes hacia y desde Estados Unidos, donde continúan en aumento los casos de COVID-19.

Los Azulejos y Piratas esperaban recibir el permiso de las autoridades de Pennsylvania para proseguir con el plan de usar el PNC Park como sustituto del Rogers Centre.

Se encontraron con una respuesta negativa.

“En semanas recientes, hemos visto un incremento significativo del número de casos de COVID-19 en el suroeste de Pennsylvania”, dijo la doctora Rachel Levine, la secretaria de salud del estado, en un comunicado.

“El añadir viajeros a esta región por cualquier motivo, incluyendo eventos deportivos, pone en riesgo a los residentes, visitantes e integrantes de ambos equipos. Sabemos que este virus no discrimina, e incluso puede enfermar gravemente a los deportistas profesionales”, añadió Levine. “Estamos comprometidos a salvaguardar la salud y bienestar de todos los habitantes de Pennsylvania”.

Una persona cercana al asunto dijo a The Associated Press que los Azulejos sostenían ahora conversaciones con los Orioles de Baltimore para disputar sus encuentros de locales en el Oriole Park de Camden Yards. La persona dijo que los Orioles tratan de ayudar a Toronto, aunque están conscientes de que hay muchos asuntos logísticos por resolver.

Esa fuente, que solicitó permanecer anónima por no tener autorización para hablar públicamente del tema, dijo que los Azulejos analizan también otras opciones.

Canadá ha aplanado la curva de contagios, pero la cantidad de casos confirmados de coronavirus que diariamente reporta el condado Allegheny County, que incluye Pittsburgh y sus 1,2 millones de residentes se ha disparado en las últimas dos semanas.

Vea también Jordi Cruyff renuncia al puesto de seleccionador de Ecuador sin dirigir un compromiso

Las autoridades sanitarias atribuyeron el incremento a que los bares y restaurantes han hecho caso omiso de las parámetros de distanciamiento social que se han establecido, así como de residentes que han regresado de zonas del país que son focos de graves brotes. Para controlar la expansión del virus, las autoridades aprobaron una serie de órdenes, cerrando bares y restaurantes, restringiendo comer en el interior y recomendar que todo el que regrese de ciertos estados mantenga una cuarentena de 14 días en casa.

El presidente de los Piratas Travis Williams había confirmado previamente que se negociaba para recibir a los Azulejos y se expresó a dispuesto a abrirles la puertas si era seguro. El mánager de los Azulejos Charlie Montoyo se entusiasmó con la idea de jugar en el PNC Park y su contraparte de los Piratas Derek Shelton dijo que no tendría problema si los Azulejos se mudasen a la ciudad.

Williams dijo que la organización gestionó con las autoridades de la ciudad para someter una propuesta para que el estado le diera su visto bueno.

“Esta es una situación sin precedentes y, por lo tanto, comprendemos y respaldamos la decisión del gobernador Tom Wolf”, dijo Williams en un comunicado. “Estamos de acuerdo que la seguridad y salud de la población en nuestra región es lo prioritario. Confiamos que la magnífica gente de los Azulejos de Toronto, en colaboración con las Grandes Ligas, encontrarán otra alternativa muy pronto”.

El gerente general de los Azulejos Ross Atkins dijo esta semana que su equipo barajaba cinco planes de contingencia sobre la localía y que negociaba con otros equipos. Declinó identificarlos.

Toronto pone en marcha la temporada en Tampa Bay el viernes y debe jugar su primer partido de local el 29 de julio contra el campeón vigente Washington.

El equipo había considerado jugar sus partidos en casa en sus instalaciones de pretemporada en Dunedin, Florida, pero ese es uno de los estados más afectados por el virus.

Los otros 29 clubes de las Grandes Ligas tienen planeado jugar la temporada reducida a 60 encuentros por la pandemia en sus estadios y sin espectadores.

 

 

 

Fuente: AP