Anthony Rizzo habló sobre el futuro de los Cachorros

El inicialista quien es parte de las figuras principales que contribuyó a consagrarse en la Serie Mundial hace tres años manifestó que no desea irse a otra franquicia, aunque reconoció que al final el béisbol profesional es un negocio.

Anthony Rizzo anhela pasar el resto de su carrera con los Cachorros. El primera base lo ha dicho en repetidas ocasiones, y tal vez exista la manera de que eso suceda. Pero la verdad es que la esperanza no está siempre encajada con la realidad.

Rizzo, como el resto del núcleo que ayudó a los Cachorros a ganar la Serie Mundial hace tres años, entiende que el béisbol es un negocio. Eso no podría estar más claro en este invierno, con múltiples rumores de cambio rodeando al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional del 2016, Kris Bryant. Rizzo sabe que ser un Cachorro de por vida quizas no sea su destino ni el de sus compañeros.

“Creo que sería muy iluso no tener esos pensamientos”, dijo Rizzo previo a la Convención de los Cachorros de este fin de semana. “Pero al mismo tiempo, cuando esos pensamientos llegan, quieres que se vayan rápido. Levantas un peso extra en el gimnasio para poder sacarte eso de la cabeza”.

Hace una semana, los Cachorros evitaron el arbitraje salarial con varias de sus estrellas, al pactar con Bryant (US$18.6 millones), el puertorriqueño Javier Báez (US$10 millones), Kyle Schwarber (US$7.01 millones) y el venezolano Willson Contreras (US$4.5 millones) por un año. Al comienzo del receso de temporada, el equipo también ejerció la opción de US$16.5 millones de Rizzo.

La pregunta es si algún integrante de ese grupo recibirá una extensión multianual en un intento de los Cachorros por mantenerse competitivos. El escenario más realista debe ser con respecto a Báez. Incluso se ha informado que el boricua y el equipo han tenido conversaciones al respecto. Fuera de ahí, no ha habido nada concreto.

En las Reuniones Invernales en diciembre, un informe indicó que los Cachorros no tendrían conversaciones con Rizzo sobre una extensión en este receso de temporada. El presidente de operaciones del equipo, Theo Epstein, no suele abordar dichos temas, pero hizo una excepción ante dicho informa. Por ahora, las dos partes están lejos de un acuerdo.

“Estamos intentando explorar las oportunidades en donde existan”, dijo Epstein el mes pasado, “en donde hay un potencial punto en común es en algunas variables. Pero no hay un acuerdo claro o incluso una oferta, pero eso no necesariamente refleja una falta de interés. Tal vez una especie de contrato dinámico o algunos agregados, pero no es posible al momento”.

Dando por hecho que los Cachorros van a ejercer la opción de US$16.5 millones de Rizzo para el 2021, de no acordar una extensión, el primera base se uniría a Báez y Schwarber como agente libre después de la campaña del 2021. Bryant también estaría en ese grupo, aunque el equipo sigue a la espera por la decisión sobre la disputa de su tiempo de servicio con respecto a su debut en el 2015. Si Bryant gana el caso, sería agente libre el próximo invierno.

Contreras es elegible para convertirse en agente libre después de la temporada del 2022. Dado que tiene un año adicional de control, el equipo no está apurado por extender su contrato.

La cantidad de jugadores acercándose a la agencia libre en los próximos dos años, incluyendo también a jugadores veteranos, tiene a los Cachorros balanceando el ganar ahora con el futuro. Eso ha jugado un rol importante en la cantidad de rumores en este receso de temporada.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/beisbol/mlb/2020/01/18/terry-francona-puedo-garantizar-que-no-estamos-tratando-de-cambiar-a-lindor.html

El viernes, en una entrevista con la emisora de radio 670 AM The Score, el gerente general Jed Hoyer reiteró que es poco realista pensar en otorgarle extensiones de contrato a todo el núcleo.

“Tuvimos un núcleo que creció desde las granjas y que llegó casi al mismo tiempo”, dijo Hoyer. “Le ofrecimos  extensiones de contrato y tratamos de mantener al grupo junto. Creo que hay ciertas realidades que nos hacen entender que no podremos mantenerlos a todos juntos. Podría ser vía la agencia libre o cambio. Honestamente creo que pasamos el punto de poder extender a esos jugadores”.

“Creo que hubo un momento en el que pudimos hacerlo posible, pero ya lo pasamos. La realidad es que hemos mantenido a todo el grupo junto por un tiempo largo, bajo los estándares de béisbol. Esperamos mantenerlos, pero después ves que varios chicos serán agentes libres en el 2021. No quiero pensar en sólo el equipo de este año, pero también en seguir competitivos más allá del 2021”.

En cuanto a las extensiones que ya le ofrecieron a los jugadores del núcleo se refiere, Rizzo dice entender por qué varios no se comprometieron.

“Creo que tuvimos la oportunidad hace un par de años”, dijo Rizzo. “Pero con los convenios que se han otorgado, creo que es inteligente que no lo hagan ahora”.

Rizzo rechazó ofrecer su reacción sobre el parón de las negociaciones en este invierno, prefiriendo decir que su único enfoque es ayudar a los Cachorros en el 2020. Pero reconoció que los jugadores del núcleo saben que sus días en el norte de Chicago están contados.

“Sería irresponsable e ingenuo pensar que no tienen un negocio que manejar”, dijo Rizzo. “Y somos parte de este negocio. Somos jugadores. Conocemos que este juego no se apega a los nombres. Simplemente somos una pieza en el rompecabezas. Si no estoy jugando en la primera base, alguien más lo hará. Así es”.

“Tercera base, campo corto, segunda base; es un negocio. Creo que en la gerencia ha sido bien directos con nosotros. Son accesibles para hablar. Es bueno para nosotros los jugadores. Es un juego de dos bandas”.

 

 

Fuente: MLB