Dave Martínez apuntará a hacer historia

El piloto oriundo de Nueva York y con raíces boricuas busca convertirse en el tercer manager latino en consagrarse en una Serie Mundial, luego de los éxitos de Oswaldo Guillén (Medias Blancas del 2005) y Alex Cora (Medias Rojas del 2018).

Dave Martínez se encuentra a cuatro victorias de duplicar la hazaña lograda el año pasado por Alex Cora en los Medias Rojas: Ganar una Serie Mundial como manager de Grandes Ligas en representación de Puerto Rico.

Martínez, timonel de los Nacionales de Washington, llevó a los capitalinos a conquistar el banderín de la Liga Nacional en el 2019 y ahora mismo sus pupilos disputan el Clásico de Otoño con los Astros de Houston.

“Para mí, estar aquí con un chance de hacer algo bien especial y ser latino…sabes, estoy feliz, estoy alegre”, dijo Martínez, de 55 años. “Pero todavía no hicimos nada sin ganar. Vamos a seguir jugando hasta que ganemos”.

Martínez, en su segunda temporada al frente de los Nacionales, se sobrepuso a un inicio de 19-31 en la campaña regular y ahora está a un paso de brindarle a Washington la primera corona en la historia de la franquicia. De ser así, el criado en Nueva York y Orlando se convertiría en el tercer latino en coronarse campeón de la Serie Mundial como manager, después del venezolano Ozzie Guillén (Medias Blancas del 2005) y Alex Cora (Medias Rojas del 2018).

Vea también http://www.gacetadeportes.com/beisbol/mlb/2019/10/22/joe-girardi-es-favorito-para-ser-el-nuevo-manager-de-los-filis--2.html

“Para esto es que trabajamos tan duro”, dijo Martínez, veterano de 15 campañas de Grandes Ligas como jugador entre 1986 y el 2001. “Estoy bien contento de ser parte de algo especial, sobre todo con este grupo de muchachos”.

Aunque los Nacionales no salen como favoritos ante los poderosos y experimentados Astros, Washington ha ganado seis encuentros en forma consecutiva y 15 de sus últimos 17 desde el 23 de septiembre.

“Quiero que ellos jueguen la pelota, uno, con ánimo, y también alegres”, expresó Martínez sobre su tropa. “Cuando estábamos practicando, ellos tenían una (alegría) que no se quita. Trabajaron duro para llegar aquí. Quiero que jueguen igual y que no cambien nada".

“Estoy orgulloso de dónde estamos y del hecho de que somos uno de dos equipos jugando por un campeonato. Veo bien nuestras posibilidades y veo bien a nuestros muchachos”.

 

 

Fuente: MLB