Ronald Acuña Jr lucha con unas molestias en la cadera

El toletero venezolano quien afronta su segunda campaña en las Mayores ha estado teniendo inconvenientes físicos, sin embargo ha resaltado teniendo .280 de average con 41 jonrones, 101 impulsadas, 127 anotadas y 37 bases robadas

Por mucho que a Brian Snitker le gustaría ganar 100 juegos esta temporada regular y ver al venezolano Ronald Acuña Jr. alcanzar el 40-40, el manager de los Bravos está mucho más interesado en que su club llegue a la postemporada lo más saludable posible.

Por eso es que cuando Acuña reveló que había sentido una sensación de rigidez en la parte izquierda de la cadera mientras buscaba un elevado durante la segunda entrada del juego de la noche del martes contra los Reales en el Kauffman Stadium, Snitker no lo pensó dos veces para sacar a su joven estrella y darle la oportunidad de recibir tratamiento en lo que pareciera ser un problema menor.

“Va a estar día a día”, reveló el piloto después del juego.

“Bueno, en este momento no me duele, pero cuando voy a correr ahí es donde me duele. Uno tiene que tener precaución en esas cosas porque primero está la salud”, dijo Acuña al finalizar el cotejo.

Acuña no descartó la posibilidad de regresar a la alineación para el duelo del miércoles ante los Reales. Pero dado que Atlanta ya tiene asegurado ser el segundo sembrado de la Liga Nacional para los playoffs, pareciera poco probable que Snitker vaya a dejar pasar la oportunidad de darle al menos dos días de descanso al jardinero de 21 años. Los Bravos estarán libres el jueves.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/beisbol/mlb/2019/09/25/dodgers-triunfaron-y-aseguraron-tener-la-ventaja-en-la-postemporada--2.html

“Si me pone en el lineup, voy a jugar”, apuntó Acuña. “Esas decisiones no las tomo yo. Si es por mí, juego. Pero si hubiera sido por mí, me habría quedado en el juego”.

Acuña sintió la molestia justo antes de partir detrás de un elevado de Bubba Starling que terminó agarrando entre el bosque central y el derecho al inicio de la segunda entrada. Acuña siguió jugando el resto del inning, pero fue reemplazado por Billy Hamilton en la alta del cuarto.

“La he estado sintiendo antes”, dijo Acuña de la molestia. “Pero yo soy un guerrero y voy a seguir jugando a pesar de estas cosas. Esa es mi forma de ser. Estaba lidiando con eso y seguí jugando. Pero al final llegó a un punto en el que ya era un dolor no soportable y entonces fui y le dije al ‘trainer’”.

Incluso si Acuña regresa antes de terminar la temporada, pareciera poco probable que vaya a cumplir su sueño de convertirse en el quinto jugador en la historia con 40 jonrones y 40 bases robadas en una temporada. Hasta ahora, tiene 41 bambinazos y 37 estafadas en su primer año completo en la Gran Carpa.

 

 

Fuente: MLB