Yohan Pino conquistó el Premio Carrao Bracho al Pitcher del Año

El serpentinero de 36 años de Navegantes del Magallanes superó en la votación a Henry Centeno, Bravos de Margarita y Néstor Molina, Cardenales de Lara, luego de dejar foja de 5-0 con efectividad de 2.11.

Yohan Pino actuó en la 2019-2020 por sus fuertes convicciones de poder seguir lanzando, aunque sopesó la idea del retiro. El derecho, luego de 16 temporadas en la LVBP y con 36 años de edad, se acreditó por primera vez en su carrera el premio Carrao Bracho como el Pitcher del Año.

El abridor de los Navegantes del Magallanes se impuso en la votación realizada por diversos miembros de medios de comunicación, al también diestro Henry Centeno, con una diferencia de 72 puntos y 26 votos al primer lugar, que le dieron de manera holgada la distinción y, de alguna forma, la razón de continuar en la pelota.

“Yo pensé que no podía jugar mucho más tiempo. El año pasado estuve pensando en ser coach, rechacé una oferta a última hora y ahora estoy muy orgulloso de seguir jugando beisbol”, reveló el nacido en Turmero que, de acuerdo a sus declaraciones, había recibido un ofrecimiento para ejercer las labores de instructor de pitcheo en las granjas de los Mellizos de Minnesota, en la República Dominicana.

“Yo siempre he dicho que Dios sabe hacer las cosas. Estuve a punto, de hecho, había hablado con la gerencia (del Magallanes) el año pasado, porque de verdad estaba pensando en agarrar ese trabajo que me estaban ofreciendo en ese momento”, contó el derecho. “Pero volví este año y estoy orgulloso de ganar este premio y como digo ahora, lanzaré hasta donde pueda, mientras siga sacando outs, estaré lanzando”.

Pino se mostró sólido durante todo el año, convirtiéndose en uno de los pitchers más consistentes de la liga, a pesar del tambaleante mes de noviembre de su equipo. Terminó la ronda regular con marca de 5-0 en 11 apariciones, nueve como abridor, con una efectividad de 2.11, con apenas ocho boletos otorgados en 55.1 innings lanzados, abanicó a 40 rivales y como parte de su dominio, dejó un WHIP de 0.90.

“Para mí fue importante estar desde el primer día de la temporada. Tuve la oportunidad de ganar muchos más juegos, pero son cosas que pasan en el camino, los errores existen. Al principio de la temporada no fue nada fácil para nosotros, tanto la defensa como el relevo”, consideró el aragüeño, que fue víctima de cuatro carreras inmerecidas de las 17 que admitió en toda la contienda y, de las nueve aperturas que realizó, no tuvo decisión en tres, recorriendo en ese lapso 12.0 entradas de apenas dos rayitas limpias.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/futbol/champions-league/2020/01/16/uefa-modifico-el-equipo-del-ano-para-incluir-a-cristiano-ronaldo--2.html

Sus actuaciones durante la campaña, lo llevaron a inscribir su nombre entre los líderes de la mayoría de los departamentos de pitcheo del circuito. Terminó primero en WHIP y segundo en victorias, efectividad, innings lanzados y ponches propinados (sólo dos por debajo de Carlos Quevedo).

“Viendo la cantidad de innings que lancé todo el año para el tiempo que duró la temporada, yo considero que fue bastante, teniendo en cuenta que faltaron 20 juegos (21 en comparación a los 63 de campañas anteriores). Para mí la clave fue trabajar siempre duro físicamente, desde las prácticas, para mantenerme sano todo el año. Esa fue la clave”, opinó el serpentinero, que tuvo un promedio de 5.5 episodios trabajados por cada apertura que ejecutó.

Pino ya había tenido campañas sobresalientes en la pelota local, como la 2006-2007 cuando dejó marca de 6-0 y 1.67 de porcentaje de rayitas merecidas en 21 presentaciones, todas como relevista. No obstante, considera que la actual zafra, que está en etapa de semifinales, ha sido la mejor en su larga trayectoria.

“Para mí es la mejor por el esfuerzo realizado. Cuando la era de (Buddy) Bailey todo era muy diferente, él manejaba el pitcheo muy diferente y este año tuve que trabajar mucho más fuerte”, apreció el experimentado lanzador.

En total, Pino consiguió 37 votos para el primer lugar, 11 sufragios para el segundo y uno para el tercero, por lo que llegó a acumular 219 puntos para acreditarse la distinción.

“Esto se debe al trabajo duro realizado durante todos estos años. De verdad me siento muy orgulloso”, expresó el diestro, que notificó tener contrato con los Rieleros de Aguascalientes para la próxima temporada en la Liga Mexicana de Béisbol.

 

 

Fuente: Prensa LVBP