Denis Phipps salió del banco para darle el triunfo a Caribes

El dominicano tomó el bate en el duodécimo inning. Entró por Eduardo Sosa, con hombres en tercera y primera base, sin outs y una igualdad a cero carreras que amenazaba con retar a la eternidad.

Denis Phipps no es sólo el Regreso del Año de la temporada 2019-2020. También es el regreso de la noche; el gran hombre que salió de las sombras del dugout como emergente y abrió las compuertas que llevaron a Caribes de Anzoátegui a la victoria y a un descanso pacífico con muy pocas angustias.

El dominicano tomó el bate en el duodécimo inning. Entró por Eduardo Sosa, con hombres en tercera y primera base, sin outs y una igualdad a cero carreras que amenazaba con retar a la eternidad. Pocas horas después de celebrar el premio que lo acredita como el gran retorno a la liga, Phipps le dio el sencillo a Jorgan Cavanerio que terminó por guiar al triunfo a la Tribu, 2-0, sobre Tiburones de La Guaira, en el Universitario.

“Solo le dije que él era grande”, comentó Jackson Melián, manager de los aborígenes. “Le dije que tuviera confianza porque ese era su turno”.

La mesa que se le sirvió a Phipps fue producto de dos pecados defensivos. Willians Astudillo se embasó al abrir el capítulo por un elevado que dejó caer Héctor Sánchez en la inicial. Luego Alexi Amarista dio un rodado por la antesala que no pudo ser atrapado por Alberto González. La Guaira, que no había cometido marfiladas en la primera ronda de playoffs, sumó su tercera pifia de la serie.