Humberto Arteaga: "La idea es ganar los tres partidos, pero hay que ir juego a juego"

El jugador referente referente de las Águilas del Zulia señaló que no deben adelantarse a juegos posteriores, y en lugar de ello tienen que mantenerse enfocados en cada día de acción.

Águilas del Zulia parece haber recuperado el ritmo con el que dominó la primera mitad de la eliminatoria y se convirtió en el primer equipo clasificado a la postemporada. El lunes el equipo dirigido por Marco Davalillo despachó 11 hits y anotó ocho carreras en el tercer juego del playoff contra Caribes de Anzoátegui, para tomar ventaja en la serie de 2-1.

Pero nada está definido aún. Los indígenas jugaron en casa para récord de 13-8, el segundo mejor de la ronda regular y antes de avanzar a la tierra prometida en enero, barrieron al Zulia en una serie de tres encuentros en el Estadio Alfonso “Chico” Carrasquel.

“La idea es ganar los tres partidos en Puerto La Cruz, pero hay que ir juego a juego, inning a inning, pitcheo a pitcheo. Esa es la clave en los playoffs, porque ellos juegan bien en su casa, tienen 10 años haciéndolo muy bien”, destacó Humberto Arteaga, que se unió al club luego que se reanudaron las relaciones entre la LVBP y la oficina del Comisionado de las Grandes Ligas.

“No hay que cambiar nada de lo que hizo Zulia en la temporada, porque ha jugado muy bien”, agregó Arteaga.

Algunas cosas sí cambiaron. Luego de dividir en Maracaibo, con un lineup que produjo por ráfagas, los maderos del Zulia mostraron otra aproximación en el plato, durante el tercer desafío, pero quizás lo más importante ha sido el vuelco que tuvo el lado defensivo.

Arteaga estabilizó la línea central desde el campocorto y Alí Castillo dio una mayor solidez a la esquina caliente, que representó algunos problemas para el novato Ángel Reyes en la segunda mitad del calendario.

“No es un secreto que terminamos la temporada en una caída (11 derrotas en sus últimos 16 desafíos) por falta de defensa. Estábamos regalando outs, algo que no puedes hacer a este nivel, además de las bases por bolas (Águilas lideró la liga con 169 boletos). Esa es una mezcla para ser eliminados”, analizó Luis Amaro, gerente general de Zulia. “Pero el bateo colectivo y la actuación de los importados Olmo Rosario y Yosmany Guerra, candidatos al premio Jugador Más Valioso, nos tapó al principio de la temporada. No es lo mismo anotar 10 carreras, que cuatro o cinco y allí es donde duelen los cuatro o cinco errores que estábamos haciendo por juego (en realidad 1,48 por juego)”.

Zulia escoltó a Navegantes del Magallanes con la segunda cantidad más alta de marfiladas (62) y casi la mitad de esas pifias llegaron desde las paradas cortas (Engelb Vielma falló en 20 lances) y tercera (Reyes pecó 8 veces).

Arteaga ha estado impecable, mientras que el único error en la postemporada de las Águilas le fue anotado a Castillo.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/baloncesto/baloncesto-internacional/2020/01/07/jaycee-carroll-le-habria-dicho-al-real-madrid-que-se-retirara-este-ano--2.html

“Claro no es una ciencia exacta, pero con Arteaga y Castillo mejoramos mucho, además de la escogencia del cubano Julio González, que ha jugado short, tercera y primera. No estamos experimentando”, abundó el ejecutivo.

La efectividad de los brazos zulianos (2.00) es la mejor de la primera ronda de playoffs y, pese a que han ponchado a 14 en 27 innings, sólo han otorgado nueve boletos, para un WHIP de 1.19, el más bajo de los seis equipos en liza.

“Quiero que reten a los bateadores de los Caribes, no hay que regalarles nada”, subrayó Amaro, cuya arenga, al menos en los primeros tres encuentros, ha dado resultado.

“Los juegos han sido muy buenos. La defesa está haciendo el trabajo, la ofensiva nos ha respondido y el relevo ha estado muy bien (promedio de 0.57 en 15.2 entradas)”, enfatizó Arteaga, que en 2019 debutó en las Mayores con los Reales de Kansas City, gracias a sus habilidades con el guante, para cubrir un par de ausencias de Adalberto Mondesí por problemas físicos.

“(En Puerto La Cruz) el infield es más rápido por la grama artificial, así que hay que jugar un poco más atrás para darle chance al rolling, porque va a llegar más rápido. Pero no hay un ajuste importante desde ese punto de vista”, apuntó el especialista defensivo, que hasta ahora ha exhibido un bate más que eficiente, tras ligar para promedio de .364 (de 11-4).

“Me estuve preparando como siempre lo hago, con miras a los Entrenamientos de Primavera, y apenas me dijo la gerencia que había una oportunidad, sabía que iba a jugar”, señaló el joven, de 25 años de edad.

“Como gerencia dimos dos pasos hacia adelante para colocar a todos los peloteros en sus posiciones naturales. Para darle profundidad a la banca y más flexibilidad a Marco (Davalillo), para que tome decisiones contra un equipo como Caribes, que año tras año clasifica”, enfatizó Amaro.

 

 

Fuente: Prensa LVBP