Edwin Hurtado, Leonardo Hernández y Carlos Ascanio fueron exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Venezolano

Uno de los mejores lanzadores, un referente en la ofensiva y en cuadrangulares despachados además de un pionero resultaron entronizados de manera oficial al Templo de Inmortales con sede en Valencia.

Este sábado (30/11) tres importantes nombres de la pelota criolla fueron exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Venezolano, en un evento celebrado en las instalaciones del Museo del Béisbol ubicado en el Centro Comercial Sambil en la ciudad de Valencia.

Juan José Ávila, presidente del Museo de Béisbol de Venezuela fue el encargado de aperturar el acto, a su vez manifestó: “Un país con muchas dificultades, pero aquí estamos, aquí está el museo cumpliendo una vez más con los inmortales”.

El primer exaltado al Salón de la Fama fue Edwin Hurtado, quien es uno de los mejores lanzadores del béisbol venezolano, obtuvo 68 victorias de por vida en la liga criolla, con una efectividad de 3.06 y 902 episodios de labor.

En Grandes Ligas, Hurtado dejó efectividad de 6.67 luego de actuar con Azulejos de Toronto (1995) y Marineros de Seattle (1996-1997). En la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, el barquisimetano ganó triple corona de pitcheo y en par de oportunidades se llevó el premio “Lanzador del año”.

“Gracias a mi familia por el apoyo en cada temporada, a mis compañeros y a los periodistas. Fue un trayecto bastante largo, pero el tiempo de Dios es perfecto; un verdadero placer formar parte del Salón de la Fama junto a Leonardo Hernández y “Terremoto” Ascanio”, expresó el exgrandeliga Edwin Hurtado.

Leonardo Hernández, el encargado de meter a sus divisas en postemporada, disputó 814 encuentros, tomó 3074 turnos al bate, ligó 806 imparables, conectó 72 cuadrangulares, impulsó 416 carreras y se robó 74 almohadillas, todo en la LVBP.

En la Gran Carpa jugó tres campañas con Orioles de Baltimore (1982-1983-1985) y una con los Yankees de Nueva York (1986), donde registró 56 hits, 7 vuelacercas y 30 carreras remolcadas en 248 turnos.

“Muchos años lo estuve esperando, siempre llegaba de segundo; agradezco a toda la organización y directiva del Salón de la Fama, estoy muy feliz y agradecido con mi familia y mis compañeros”, fueron las palabras de Leonardo Hernández luego de develar su silueta plasmada en el óleo.

Vea también Presentan a Mike Piazza como manager de Italia

Carlos “Terremoto” Ascanio, fue el único venezolano en participar en las Ligas Negras, ligó de (25-4), promedió .160, anotó cuatro y empujó tres. En la LVBP vistió los uniformes de Magallanes, Vargas, Venezuela, Cervecería, Caracas, Valencia y Pampero. El capitalino bateó sobre .300 toda su carrera.

Juan José Ávila, señaló: “No conseguimos ningún familiar de Carlos “Terremoto” Ascanio que estuviera presente el día de hoy, y le pedimos Oswaldo Olivares, miembro del Salón de la Fama que lo representara”.

Los nuevos integrantes de este selecto grupo recibieron la réplica en vidrio del óleo pintado por el artista Wilmer Rivas que permanecerá en el Salón de la Fama junto a la estatuilla realizada por Adolfo Estopiñan.

Al emotivo evento también asistieron Aracelis León, presidenta de la Federación Venezolana de Béisbol; Domingo Álvarez, gerente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional; directivos de Navegantes del Magallanes y José Grasso Vecchio, presidente de Banesco y expresidente de la LVBP, este último recibió la tercera edición, primer tomo del libro Venezolanos en las Grandes Ligas por parte de Luisa Pestana, gerente general del Museo del Béisbol Venezolano y directora del Fondo Editorial Carlos Cárdenas Láres“Las generaciones futuras ahora tendrán un espacio para conocer  estas  figuras que sentaron las bases de esta generación”, fueron parte de las declaraciones de Grasso Vechio.

La papeleta para la edición XVI de exaltados al Salón de la Fama 2020 estará conformada por Bob Abreu, Robert Pérez, Johan Santana, Ramón Hernández, Marco Scutaro, Tomasito Pérez y Henry Blanco.

 

 

 

 

Fuente: Prensa Museo del Béisbol