Leones voltean a ver hacia la nueva camada

En la cueva proyectan a Ferrini y Acosta como dos custodios de la zona central del infield para la temporada, incluso tomando en cuenta que este martes llegará un refuerzo dominicano que también juega en el cuadro interior.

Son tiempos peculiares en el beisbol venezolano. Por ahora, los equipos no cuentan con peloteros que pertenezcan a organizaciones de las Grandes Ligas y eso atañe a peloteros de Ligas Menores. Y no hay muchos eufemismos sobre la situación en las intimidades de los equipos. Allí saben que la situación ha obligado a voltear a ver a peloteros que tradicionalmente no tenían cabida.

“Siempre tiene que pasar algo para que llegue una oportunidad”, dice Harry Guánchez, manager de Leones del Caracas, quien fue el remplazo de Mike Rojas que no pudo ocuparse del puesto por tercer año consecutivo. “Es allí, cuando llega la oportunidad, en la que debes estar listo. A algunos de los peloteros que están aquí (en la pretemporada) les llegó el chance. Les tocó a ellos. Ahora les ha caído una responsabilidad y deben estar preparados”.

Dos de esos jugadores son José Leonardo Ferrini y Leisman Acosta. Ambos están desde el primer día en las prácticas del Caracas, siempre alrededor de la segunda base, como campocortos o camareros. Ninguno tiene registros en la LVBP. Saben bien que les ha llegado una nueva oportunidad en el beisbol profesional y, por lo que dicen de ellos en el cuerpo técnico y la gerencia, la han aprovechado.

En la cueva proyectan a Ferrini y Acosta como dos custodios de la zona central del infield para la temporada, incluso tomando en cuenta que este martes llegará un refuerzo dominicano que también juega en el cuadro interior.

“Han puesto al cuerpo técnico a hablar de ellos todos los días”, señaló Guánchez.

Ferrini tiene 30 años de edad. Antes de irse a hacer vida a la pelota de Italia, fue dejado en libertad por Azulejos de Toronto en 2010. Acosta solo tiene 22 primaveras y viene de jugar en la Liga Bolivariana, con Cacaoteros de Miranda; estuvo en las menores de Marlins de Miami en 2014 y 2015.

“Lo que está pasando no me alegra. Sé lo que significa para los muchachos que están en el beisbol organizado poder jugar en Venezuela”, dijo Ferrini. “Lo que sí puedo decir es que ésta es una oportunidad que se abre para muchos peloteros que no están a la vista, porque no están en un lugar en el que puedan ser tomados en cuenta”.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/beisbol/serie-del-caribe/2019/10/28/serie-del-caribe-2020-estrenara-calendario-con-tres-juegos-diarios.html

Fuente: LVBP