Rajon Rondo supera a Michael Jordan y ahora es el 10mo mejor en asistencias de todos los tiempos en playoffs

El base nacido en el estado Kentucky de 34 años resaltó en la celebración que obtuvieron este viernes los Lakers frente a los Nuggets en el primer compromiso de las Finales de la Conferencia Oeste.

La campaña 2019-2020 de Rajon Rondo daba la invitación a creer en cualquier cosa menos que acabaría siendo figura clave en el accionar de los playoffs para Los Angeles Lakers. El experimentado base ha logrado dar un paso importante tras la vuelta de la acción en la presente campaña, o más bien desde que sanase de la lesión sufrida en el pulgar de su mano derecha en el mes de julio. El jugador de 34 años ahora es el décimo mejor asistidor en duelos de postemporada en la historia de la liga, al superar a Michael "Air" Jordan quien contabilizó en su carrera 1.022 habilitaciones.

Y es que ante la baja de Avery Bradley que había venido siendo el base al uso del equipo de Frank Vogel, ha sido Rondo el que ha acabado por asumir buena parte de los minutos de su compañero, realizando una labor encomiable que ha permitido a los californianos estar en disposición de poder volver a unas Finales de la NBA.

Rondo ha aportado de la mejor manera que sabe: repartiendo juego. El base ha vuelto a poner en valor la importancia de tener un jugador experimentado en su posición llegado el momento de la verdad donde a lo largo de toda su carrera siempre ha sido determinante y le ha permitido ganarse el sobrenombre de 'Playoff Rondo'. 

De esta manera, en el primer compromiso de la serie de la final de la Conferencia Oeste contra los Denver Nuggets, el base oriundo de Kentucky sumó 7 puntos, par de robos de balón y 9 asistencias, teniendo en este último guarismo, 1025 habilitaciones.

Lo que hace especial al actual suplente de los Lakers es que apenas ha precisado de 111 partidos en su carrera para dejar atrás al mito de los Bulls, que lo hizo en 179. Si bien Su Majestad nunca fue un asistente prolífico, sí tuvo una carrera existosa en la postemporada que le permitió mantener un nivel constante y crecer progresivamente.

"Simplemente significa que jugué con un montón de grandes jugadores", dijo al acabar el partido ante los medios de comunicación. "No puedo llevarme mucho crédito, mi trabajo es darles el balón, y al final del día no será una asistencia si ellos no convierten", añadió.

"Mencionar mi nombre con Isiah (Thomas) y Mike (Jordan) es definitivamente una experiencia y un sentimiento de humildad", añadió el veterano.

Rondo tiene en cierto modo al alcance de su mano la posibilidad de seguir escalando puestos en la lista, más teniendo en cuenta que su importancia en los Lakers ha ido aumentando con el paso de los partidos. De este modo, apenas le distancian 15 de Kobe Bryant en el noveno lugar, 23 de Scottie Pippen en el octavo y 36 de Steve Nash en el séptimo.

Vea también Peyton Manning y Donovan McNabb resaltan entre los aspirantes a ser exaltados al Salón de la Fama de...

En los seis partidos de Playoffs que ha disputado en este curso, el base ha promediado 7,3 asistencias por encuentro y teniendo en cuenta que a los Lakers les queda un mínimo de cuatro partidos y un máximo de once para concluir la temporada Rondo podría dotar a sus registros históricos de una entidad mayor.

"Su impacto siempre se mide con el estilo de nuestro equipo", dijo Frank Vogel sobre el jugador. "Su voz es energía y en ataque tiene la habilidad de orquestar y hacer mover a la ofensiva dejando al resto atrás".

Una carrera que comenzó a lo grande, alcanzando el anillo en su año sophomore y alcanzando un estatus de estrella en Boston Celtics que por momentos le llegó a colocar en lo más alto de su posición. El paso de las temporadas, las lesiones y algunas malas decisiones le condenaron a ocupar un lugar menos destacado pasando por Dallas, Sacramento, Chicago y Nueva Orleans entre 2014 y 2018 antes de recalar en los Lakers el pasado curso.

Cuando sus números, rendimiento y papel parecían ir más centrados en labores internas y de vestuario, Rondo ha irrumpido con fuerza para convertirse en una pieza clave en los de oro y púrpura, destacando por encima de todo su relación en cancha con Anthony Davis con el que se ha entendido a las mil maravillas.

A sus 34 años, con más de 800 partidos a sus espaldas y después de haber visto todo, Rajon Rondo está a tan solo 3 victorias de regresar a unas Finales de la NBA 10 años después, en esta ocasión vistiendo los colores opuestos al verde y blanco con el que llevó a los Celtics a las series por el anillo.

 

 

 

Fuente: NBA.com