Timberwolves están en venta y Kevin Garnett se presenta como candidato para la compra

La franquicia propiedad de Glen Taylor ha sido puesta en el mercado, y para lo cual contrató a The Raine Group, quien se encargará de materializar la operación financiera, teniendo el objetivo claro que el equipo se mantenga en Minneapolis.

Los Timberwolves están en venta. Así lo ha admitido Glen Taylor, el propietario de la franquicia hasta este momento. Para ello ha contratado los servicios de The Raine Group, a quien ha dado una instrucción importante: que el que venga no se lleve el equipo a otra ciudad, que permanezca en Mineápolis. 

La decisión ha llegado un tanto por sorpresa aunque el equipo lleva años enfangado en los puestos de la parte media-baja de la tabla. Taylor es el dueño del equipo desde 1994. Lo compró por 88 millones de dólares y quiere venderlo por 1.200 millones. 

Además de los Wilf, propietarios de los Vikings de la NFL, hay otro personaje muy influyente de la cultura deportiva de la ciudad que quiere meterse en este negocio: Kevin Garnett. Así lo adelantó Shams Charania en The Athletic y lo corroboró él mismo horas más tarde. "Mi pasión por el hecho de que los Timberwolves sean un equipo que luche por el campeonato es bien conocida, pero tengo un profundo afecto por la ciudad de Mineápolis. Una vez más quiero ver a la ciudad como una comunidad diversa amorosa, como sé que es. Glen Taylor y yo trabajaremos para que se cumpla este sueño", declaró el ex-jugador en un mensaje con dos lecturas importantes: Mineápolis está en el ojo del huracán a nivel social porque fue allí donde se produjo el asesinato de George Floyd que desencadenó el movimiento Black Lives Matter y, por otra parte, alude a la relación que tiene con el dueño de la franquicia, el mayor escollo para él si quiere comprar el equipo. 

Vea también Ferrari reacciona y anuncia un departamento de desarrollo liderado por Enrico Cardile

Tras ser elegido para ingresar en el Salón de la Fama, Garnett habló muy claro: "No hago negocios con víboras". La frase anterior es una referencia a Glen Taylor, con el que acabó cabreadísimo tras la muerte de 'Flip' Saunders y su salida sin acuerdo: "No le perdono aquello". Garnett jugó catorce de sus veintiuna temporadas en la NBA en esta franquicia, la que ahora quiere liderar en los despachos.

 

 

Fuente: AS