4.000 maletas estarán distribuidas en los tres hoteles donde se alojarán los 22 equipos que participarán en el reinicio de la temporada

Cada una de las franquicias que estará en la llamada 'Burbuja' en el Complejo de Disney en Florida con 35 integrantes por representación, y destacando que los utileros serán los únicos que tendrán asignadas dos habitaciones, siendo una para la equipación y otra para descansar.

Hay veces que los equipos de la NBA, siempre que juegan contra rivales de la otra conferencia, inician giras que suelen alargarse durante dos semanas. Disputan seis o siete partidos seguidos a domicilio. Para los responsables del material de los equipos, la aventura supone trasladar no menos de 45 maletas con las camisetas, botas de baloncesto y demás enseres de los jugadores. Ahora, en Orlando, la dificultad se ha multiplicado hasta límites insospechados. Por eso, la NBA afronta el mayor desafío logístico de su historia.

En la Burbuja Disney de Orlando competirán a partir del 30 de julio 22 equipos. Cada uno de ellos estará como mínimo cinco semanas y el campeón y subcampeón algo más de tres meses. El término 'preparativos para gira de partidos' a la que están acostumbrados se ha quedado muy corto para describir lo que se convertirá la burbuja. Al margen de los objetos personales de los jugadores, cada equipo se ha llevado una media de 175 maletas, lo que arroja casi 4.000 distribuidas en los tres hoteles de lujo donde residen las expediciones de las franquicias, compuestas por 35 miembros.

Diecisiete de ellos eran jugadores y el resto lo compone el staff tecnico, empleados de vídeo, seguridad, material y acondicionamiento, relaciones con los medios y creadores de contenido. Cada jugador dispone de dos camisetas de las oficiales del equipo. Con el permiso de la NBA de poder cambiar el nombre por palabras que reivindiquen la justicia social, se podrían juntar  en Orlando alrededor de 6.000 camisetas. Es lógico que los utilleros son los únicos que tienen asignadas dos habitaciones, una para el material y otra para su descanso.

Vea también Antonio Cordón se despide de Ecuador y se espera su anuncio como nuevo director deportivo del Real Betis

Otro problema puede ser lavarlas. Pero la NBA también ha pensado en eso, y lo que era un cancha de entrenamientos que usaron en su día los Atlanta Braves de la Major League de béisbol, se ha convertido en una inmensa lavandería con 66 lavadoras gigantes y 66 secadoras.

En el Complejo Disney, un recinto de 89 hectareas, se considera esencial la presencia de la 1.500 personas para que el torneo puede funcionar. La salud es lo más importante. Los expertos de los servicios médicos consideran que serán necesarias alrededor de 15.000 pruebas del coronavirus rápidas, simples y fiables. Volverá el mejor baloncesto del mundo con una logística de locura.

 

 

Fuente: Marca