La previa de la temporada 2019-2020 de Juancho Hernangómez con Denver Nuggets

Primero mononucleosis (2017) y después los abdominales (2019), la carrera NBA de Juancho no ha sido en absoluto sencilla, encontrando escollos que no le han dado la opción de brillar.

Hacerse un hueco en la NBA no es fácil y mucho menos si tu posición es una de las más concurridas de toda la competición como la del alero. Juancho Hernangómez conoce bien esta situación, un jugador que no ha tirado la toalla en ningún momento, incluso sin contar con minutos, todo por cumplir el sueño de mantenerse en la mejor liga del mundo. Y no ha sido fácil, pues las lesiones y otros contratiempos han impedido al mediano de los Hernangómez poder mostrar a Denver Nuggets todo su potencial.

Primero mononucleosis (2017) y después los abdominales (2019), la carrera NBA de Juancho no ha sido en absoluto sencilla, encontrando escollos que no le han dado la opción de brillar.

Pero este verano todo cambió. La selección española le daba la oportunidad de evidenciar que en plenas facultades físicas es un jugador de élite. Desde el puesto de alero y completamente recuperado de sus problemas físicos, Juancho se unía a un equipo de leyenda, capaz de dar la sorpresa y consagrarse como campeones del Mundo. Una hazaña en la que el jugador de los Nuggets desempeñó un papel clave en la circulación de balón, defensa individual y espacios ofensivos.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/baloncesto/nba/2019/09/30/felipe-reyes-primer-jugador-en-alcanzar-los-800-partidos-en-la-acb.html