Klay Thompson: “Habríamos ganado las Finales si no me hubiera lesionado”

Contando con que en los Warriors faltaba Kevin Durant (hubiera sido otra historia), Klay tuvo que agigantarse. En el sexto encuentro estaba ya en 30 puntos y su influencia no paraba de engordar.

Klay Thompson venía realizando unas Finales de la NBA para enmarcar. De lo mejor que se le recordaba como profesional. Se había tenido que perder el tercer encuentro y en el segundo había dado muestras de las tediosas molestias que le atosigaban, sin embargo el escolta de los Golden State Warriors incorporó capa a su uniforme de corto: pudo promediar un inaudito 58,5 en triples y 26 puntos en toda la serie, además de destaparse con actuaciones decisivas.

Contando con que en los Warriors faltaba Kevin Durant (hubiera sido otra historia), Klay tuvo que agigantarse. En el sexto encuentro estaba ya en 30 puntos y su influencia no paraba de engordar, con su equipo por encima en el marcador. Golden State amenazaba con llevar las Finales a un séptimo y agónico partido después de la ‘tragedia’ de KD y sus solo 11 minutos en pista durante la ronda decisiva. Y, entonces, agotando el tercer cuarto del sexto partido, el esfuerzo de toda la temporada también tocó y hundió a Klay Thompson: el escolta se lesionó la rodilla, ligamentos, y no pudo continuar sobre la pista más que para tirar un par de tiros libres. De hecho, esa lesión le mantendrá alejado de las canchas hasta el mes de enero o febrero, según las estimaciones actuales.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/beisbol/mlb/2019/09/30/happ-nombrado-jugador-de-la-semana-de-la-nacional.html