Real Madrid venció al Armani Milán y clasificó a los playoffs de la Euroliga

El efectivo aporte colectivo resaltando las actuaciones de Facundo Campazzo, Anthony Randolph, Jordan Mickey, Nicolás Laprovittola y Gabriel Deck llevaron a los merengues al éxito frente a los itálicos.

Un Real Madrid de dos caras sumó su novena victoria consecutiva en la Euroliga. Gracias a rachas así se logra ya no sólo la clasificación para los playoffs, sino el factor cancha en los mismos. Los blancos doblegaron al Armani Milán (76-67) en una buena segunda parte después de una mala primera en la que cayeron en las muchas emboscadas que Ettore Messina ideó en su regreso al WiZink Center.

Después del descanso, el Madrid recuperó su mejor versión. Campazzo tomó el volante para dar un nuevo recital de conducción, Randolph mantuvo su idilio con los triplesDeck aportó a los dos lados de la pista y Mickey terminó de rematar a un Milán que sobrevivió gracias al acierto de MicovSergio Rodríguez, que volvía a la que considera su casa, sólo ofreció destellos. Campazzo Taylor le asfixiaron y Messina se olvidó de él en el tramo final.

La primera mitad del Madrid fue muy olvidable. Como dato, llegó al descanso con 30 puntos, su peor registro de la temporada en la Euroliga. Es lo que suele meter en muchos cuartos. Tavares se fue al banquillo con dos faltas rápidas. Con él se fue la intimidación. Los italianos camparon a sus anchas en la zona blanca. Llegaban como el mejor equipo en triples, pero lanzaron el primero en el minuto 14. No los necesitaron con los pasillos que se les abrían hacia el aro.

Vea también http://www.gacetadeportes.com/beisbol/mlb/2019/12/18/strasburg-esta-contento-de-ser-referente-de-los-nacionales-de-por-vida--4.html

Igual de doloroso era el balance de rebotes:2-10 al final del primer cuarto y 10-20 al intermedio. Así era imposible que el Madrid pudiera manejar el ritmo. Tampoco tenía puntería (4/15 en triples) ni antídoto para Micov, que siempre juega bien ante los blancos. Llegaron a perder por 13 (24-37) tras un parcial de 4-14, pero recortaron a nueve antes de irse a los vestuarios (30-39). Buscando una solución, había debutado hasta Mejri.

Laso debió de enumerar la larga lista de errores. Los suyos la memorizaron y lo corrigieron todo. Subieron la intensidad, cerraron el rebote con la presencia de nuevo de Tavares, empezaron a jugar en transición y Randolph abrió la lata:tres triples en el tercer cuarto. Un parcial de 10-2 les reincorporó al partido. Llegó a ser de 19-9 y, gracias a él, los blancos lograron su primera ventaja: 49-48. Era el minuto 27.

El Milán se fue deshaciendo. Sólo Micov dio la talla, mientras el Madrid iba sumando efectivos. Laprovittola tuvo unos buenos minutos, Deck percutió en su clásica jugada de espaldas al aro y Campazzo llegó a las 12 asistencias. Algunas fueron para Mickey, que firmó la sentencia con nueve puntos casi seguidos para poner el 74-63 (min 38). El Madrid sumaba la novena seguida y cierra 2019 con una sola derrota en casa en la Euroliga.

 

 

Fuente: Marca