Real Madrid superó al CSKA de Moscú

Labores claves de Gabriel Deck y Facundo Campazzo le dieron el triunfo a los blancos frente a los rusos, en un duelo donde también resaltaron cuatro piezas por los blancos.

Un grandioso Gabriel Deck firmó su mejor partido como jugador del Real Madrid (17 puntos, 11 rebotes y seis asistencias para 33 de valoración) y lideró el contundente triunfo de su equipo ante el CSKA de Moscú (97-81).

El vigente campeón de Europa fue víctima de la solidez del alero argentino y de su compatriota Facundo Campazzo (18 tantos, cuatro rechaces y seis pases de canasta), un día más superlativo en la dirección, siempre dueño y señor del ritmo del partido.

Ellos llevaron la voz cantante, bien arropados en momentos puntuales por Llull (15)Rudy (13), Randolph (12) Causeur (9).

Los rusos se mantuvieron a rebufo a duras penas gracias a la erupción anotadora de Johannes Voigtmann en la primera parte (20) y a los arreones de Mike James (14) Bolomboy (12) en la segunda, pero no tuvieron la consistencia de los madridistas en los instantes claves y cosecharon su tercera derrota consecutiva.

En partidos así seguro que añoran a Higgins y De Colo, grandes solucionadores.

La puesta en escena de los blancos fue impecable gracias, sobre todo, a la dirección de Campazzo. El argentino se adueñó del ritmo de partido desde el inicio para asociarse con Deck y propulsar a los suyos (9-0, min 3)Hines ejerció de revulsivo para los rusos liderando un parcial de 2-9 y mandando a Tavares al banco con dos faltas (11-11, min 5).

Vea también Presentaron cargos contra Errol Spence Jr

La dupla argentina dio un nuevo arreón (12-13, min 8), pero Bolomboy Koufos pusieron el contrapunto. Llull apareció en cancha enchufado y el Madrid amagó con demarrar (27-19, min 11).

Voigtmann, en trance

No lo hizo porque apareció un Voigtmann colosal para suturar la herida del CSKA con 17 puntos (3/3 triples) en el segundo acto. Ni Randolph ni Thompkins -que no está aún para estos trotes- vieron al ala-pívot alemán, que adelantó a los suyos ayudado por los ramalazos de Strelnieks (43-46, min 19). Llull y Rudy (3/3 triples) abortaron la reacción y Deck, omnipresente, y Randolph devolvieron el mando a su equipo (52-48, min 20).

Luego fue Causeur quien ejerció de escudero de Deck para entre ambos dar la máxima renta a los blancos (66-51, min 26). Una falta más técnica a Tavares espoleó a los rusos, que evitaron la ruptura gracias a Hilliard, Strelnieks y Bolomboy (75-64, min 30).

Llull y Rudy neutralizaron los puntos de Voigtmann y Bolomboy, pero el CSKA se acercó con un 3+1 de James y un triple de Kurbanov (85-78, min 37). Entonces un 2+1 del desaparecido Thompkins, un taponazo de Tavares a Hines, y una canasta de Campazzo, que cerró el partido con un triple sobre la bocina, certificaron el merecido triunfo blanco.