Fútbol - Liga Santander

Atlético de Madrid cede puntos ante el Celta de Vigo

Correa fue lo que es. O sea, el caos. Lo mismo le cuesta cinco toques bajar una pelota que se deshace de varios rivales silbando. En honor a la verdad, Joao Félix o Diego Costa no ofrecían en ataque mucho más que el argentino.
Diego Costa Diego Costa

Buena parte del planeta entiende que Correa tiene más minutos de los que merece, pero Correa entiende que merece más minutos de los que tiene. Y por eso dedicó el verano a la noble tarea de marcharse. Pagado de sí mismo Angelito, el Atlético buscó quien pagara. Y lo había encontrado, pero aquello se torció por razones que se han camuflado para hacer el enésimo favor al futbolista.

Así que ahí está... en el once. Poco dado a mover el árbol de la alineación, Simeone lo hizo justo cuando su compatriota estaba a disposición. Ya de paso, también incluyó a Felipe y Herrera, defenestrados hasta hace unos días. Con tanta temporada y tan poca plantilla, no conviene dejar viajeros por el camino.

Correa fue lo que es. O sea, el caos. Lo mismo le cuesta cinco toques bajar una pelota que se deshace de varios rivales silbando. En honor a la verdad, Joao Félix o Diego Costa no ofrecían en ataque mucho más que el argentino... por no escribir que ofrecían bastante menos. Duele ver al joven portugués metido a tareas destructivas, pero era lo que tocaba una vez el Celta se hizo dueño y señor de la pelota. Con mucho mejor pie que su rival, con Lobotka y Rafinha en la sala de máquinas, el equipo de Escribá acumuló posesión sin tener una sola oportunidad en el primer acto. Pero es que ni una, oiga. Y por ahí existe un claro desequilibrio entre lo que se ofrece y lo que se da. Denis, Aspas, Santi Mina... nada que llevarse a la boca.

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/beisbol/mlb/2019/09/21/sabathia-sera-relevista-en-postemporada-con-n-y.html

Categoria : Liga Santander Deporte : Fútbol
Luis Agustín González
Luis Agustín González     

Periodista Deportivo. Amante del fútbol y los deportes extremos. Creativo y apasionado.