Fútbol - Liga Santander

Solari planifica un entrenamiento especial para el Mundial de Clubes

El Real Madrid, campeón del mundo en 2016 y 2017 y claro dominador en el palmarés de un torneo que tomó el relevo de la legendaria Copa Intercontinental (seis títulos en total para los blancos, dos más que el AC Milan), busca un tercer título consecutivo.
Santiago Solari Santiago Solari

Justamente dentro de un mes, el próximo 19 de diciembre, el Madrid jugará su primer partido en el Mundial de Clubes 2018. Su rival será el ganador del duelo entre el Kashima Antlers (Japón) y el Guadalajara (México), en lo que se espera sea el previo de una nueva presencia del club blanco en la finalísima del torneo organizado por la FIFA, que se disputa el día 22.

El Real Madrid, campeón del mundo en 2016 y 2017 y claro dominador en el palmarés de un torneo que tomó el relevo de la legendaria Copa Intercontinental (seis títulos en total para los blancos, dos más que el AC Milan), busca un tercer título consecutivo que emparejaría con las tres Champions conquistadas por el club blanco en 2016 (Milán), 2017 (Cardiff) y 2018 (Kiev).

Vea también: http://www.gacetadeportes.com/futbol/internacional/2018/11/19/portugal-inglaterra-holanda-y-suiza-son-los-cuatro-mejores-de-la-liga-de-naciones.html

El club blanco no quiere dejar de lucir en su camiseta la escarapela que acredita a los campeones del mundo y que los blancos llevan portando de forma ininterrumpida desde el 18 de diciembre de 2016, cuando batió la Kashima en la final de Yokohama (Japón). Un distintivo que sólo un selecto grupo de clubes, con el Madrid a la cabeza, ha podido lucir a lo largo de la historia. En los dos últimos años, el blanco domina con claridad en una competición que la FIFA tiene intención de ampliar en el futuro, aunque esa, por el momento, es otra historia.

 

La que aquí nos ocupa tiene que ver con la cita que arranca justo dentro de un mes en Abu Dabi. El Madrid aún no conoce la identidad de su rival, pero sí tiene muy clara la hoja de ruta a a seguir hasta llegar a ese primer duelo del día 19-D.

Y es que, tras la salida de Lopetegui, la principal preocupación de Solari ha sido diseñar un plan físico para poner a tono a la plantilla de cara a la cita mundialista. Como informó MARCA el pasado 9 de noviembre, una de las causas de la racha de resultados negativos que puso fin a la era Lopetegui en el Bernabéu era el deficiente estado físico de la plantilla, según los resultados de un profundo análisis de la situación deportiva del equipo blanco que implicó a la cúpula del club, a la dirección deportiva y a los nuevos responsables técnicos. De ese modo, se puso en marcha un plan de trabajo con el fin de ir mejorando el estado físico del grupo de forma progresiva, con el Mundial de Clubes como primer objetivo y una segunda fase, más a largo plazo, que apunta al inicio de las eliminatorias de la Champions, a mediados de febrero.

Fuente: Marca

Categoria : Liga Santander Deporte : Fútbol
Luis Agustín González
Luis Agustín González     

Periodista Deportivo. Amante del fútbol y los deportes extremos. Creativo y apasionado.