Fútbol - Champions League

Salah interrumpe su Ramadán por la final de la Champions

Salah no es el primer deportista de élite musulmán que hace un punto y aparte en el Ramadán. De hecho, es práctica habitual. Según el Centro Cultural Islámico de Madrid, Salah cumple con uno de las opciones permitidas para interrumpir el ayuno.
El egipcio no ayunará ni en la previa ni en el día del partido El egipcio no ayunará ni en la previa ni en el día del partido

Mohamed Salah ha suspendido el Ramadán para poder estar en plenitud de condiciones el sábado en el Olímpico de Kiev. El delantero egipcio, que lleva cumpliendo con el ayuno desde el pasado 16 de mayo, ha hecho un alto durante los días críticos. Así lo ha revelado Rubén Pons, el fisioterapeuta español que trata a la estrella del Liverpool, en declaraciones a El Transistor de Onda Cero: "Por lo que yo sé en Marbella sí hacía el Ramadán. Sin embargo, se estableció un plan para estos días. El jueves, el viernes y el día del partido no lo hará, por lo que no le va a afectar. Después de la final lo volverá a retomar".

Leer también: http://www.gacetadeportes.com/futbol/copa-libertadores/2018/05/25/deportivo-lara-se-despidio-de-la-copa-libertadores.html

Salah no es el primer deportista de élite musulmán que hace un punto y aparte en el Ramadán. De hecho, es práctica habitual. Es más, según aclaró el Centro Cultural Islámico de Madrid, Salah cumple con uno de las opciones permitidas para interrumpir el ayuno. El hecho de estar desplazado fuera de la localidad donde uno reside a más de 77 kilómetros permite aplazar su cumplimiento hasta después del Ramadán. Entonces, Salah debería alargar su ayuno los días que haya interrumpido.

No obstante, la decisión final de Salah sí contradice lo publicado en Egipto, donde se daba por hecho que Salah saltaría al Olímpico de Kiev en ayunas. Es más, según aseguró el periódico egipcio Al Masry al Youm, la familia del delantero sacrificaría incluso tres terneros antes de la final como tradición para bendecir a Salah de cara a un partido vital.

¿Pero afecta realmente el ayuno? El Zhar, futbolista musulmán del Leganés, asegura que a él el ayuno le beneficia: "Juego mejor en el Ramadán porque estoy más limpio por dentro", reconocía en Radio Marca. No opina igual el nutricionista Jesús Muñoz, de Atrio 3: "Por más que se sientan más limpios, están peor preparados para un ejercicio físico. Si se cumple a la perfección el Ramadán, el rendimiento es más bajo. Costaría más llegar a los balones en un partido de tal exigencia".

Categoria : Champions League Deporte : Fútbol
Bárbara Orozco
Bárbara Orozco