Béisbol - MLB

El Juego de Estrellas se basó en ponches y jonrones

Stripling recién había permitido jonrones en lanzamientos consecutivos a Alex Bregman y George Springer, de Houston, en una velada en que los peloteros se combinaron para 10 cuadrangulares
Juegos de Estrellas Juegos de Estrellas

Todo o nada. En eso se ha convertido el béisbol.

"Así son las cosas: jonrones y ponches", dijo el pitcher de los Dodgers de Los Ángeles Ross Stripling.  

Stripling recién había permitido jonrones en lanzamientos consecutivos a Alex Bregman y George Springer, de Houston, en una velada en que los peloteros se combinaron para 10 cuadrangulares, casi el doble que el viejo récord para un Juego de Estrellas.  

El otoño pasado, tal vez recuerden, Dodgers y Astros totalizaron 25 vuelacercas en la Serie Mundial, cuatro más que la máxima cifra en la historia del Clásico de Otoño.  

"Actualmente es sumamente complicado conseguir hits, especialmente con las formaciones defensivas especiales", dijo Stripling tras la victoria de la Liga Americana 8-6 sobre la Liga Nacional la noche del martes. "Sin duda entiendo hacia dónde se dirige el juego, y creo que este partido fue el mejor ejemplo".  

La noche del martes tomó hasta el lanzamiento 344 que llegara la primera carrera que no fuera producto de un cuadrangular, gracias al elevado de sacrificio de Michael Brantley para aumentar la ventaja de la Liga Americana a 8-5. Joey Votto añadió el último jonrón de la noche en la parte baja de la entrada, para finalizar con cuatro más que la marca previa para un Juego de Estrellas.  

"Todo el mundo lanza 97 o 100 (mph), dijo el as de los Nacionales Max Scherzer, el abridor por la Liga Nacional. "Así no se pueden hilvanar tres hits. Así que todo el mundo busca la barda".  

Horas antes, el comisionado de Grandes Ligas Rob Manfred expresó su preocupación. El número de ponches (24.537) está proyectado a superar la cifra de hits (24.314) por primera vez, y posiblemente imponga un récord por 12do año consecutivo. El promedio de 17 ponches por juego de este año es un aumento considerable con los 12,6 de 2005. El promedio actual de bateo en Grandes Ligas, de .247, sería el más bajo desde 1972.  

Y el promedio de 2.28 cuadrangulares por encuentro está justo por debajo del récord de 2.51 del año pasado.  

"La norma actual, ¿cierto? Vamos a ser la industria del ponche y el jonrón", dijo el manager de los Astros, A.J. Hinch, quien encaminó a la Liga Americana al triunfo. "Hay un gran romance con ambos resultados".  

En 90 apariciones al plato, 44 finalizaron ya sea en un jonrón, ponche (25) o base por bolas (nueve), y con 48,9% es el más alto en la historia del Juego de Estrellas, de acuerdo a STATS.  

"Realmente no quiero ver a tipos que recorten su swing y bateen al cuadro solo para evitar un ponche. Eso no me emociona", dijo Charlie Blackmon, campeón de bateo de la Liga Nacional la campaña pasada, en la que sumó 37 cuadrangulares. "No me importan los ponches. Eso no significa que quiero ver como abanican bolas malas, pero no me molesta". 

Categoria : MLB Deporte : Béisbol
Nelson Salazar
Nelson Salazar