Baloncesto - NBA

Warriors se despedirán del Oracle Arena

El equipo al mando del coach Steve Kerr podría disputar este viernes el último choque en el feudo que ha sido su casa desde 1996, cuando luchen ante los Raptors en el juego 4 de las Finales.
Stephen Curry apuntará a darle un triunfo este viernes a los Warriors para igualar las acciones en las Finales Stephen Curry apuntará a darle un triunfo este viernes a los Warriors para igualar las acciones en las Finales

Si las cosas continúan como van para los Golden State Warriors, es probable que este viernes el Juego 4 de las Finales NBA sea el adiós de la que ha sido su casa durante 47 años, el Oracle Arena.

A partir de la próxima temporada, los Warriors se mudarán de la modesta área de Oakland, donde han estado desde la temporada 1971 a la moderna y fastuosa de Mission Bay en el corazón de San Francisco.

Los Warriors tendrán que ganar alguno de los siguientes dos partidos contra los Toronto Raptors, si pretenden darle un último juego de manera oficial al Oracle Arena, antes de irse de manera definitiva al que será su Chase Center.

“Nos estamos transformando de ser un equipo de baloncesto que renta su edificio a una organización deportiva y de entretenimiento que es responsable por cada aspecto de su negocio”, dijo el presidente de los Warriors, Rick Welts en una entrevista reciente.

La nueva área será vecina al espectacular estadio de los San Francisco Giants, adyacente a una de las bahías más hermosas y cosmopolitas de Estados Unidos, en la que abunda la elegancia y, sobre todo, el gusto por los deportes, como han mostrado en el béisbol de las Grandes Ligas.

El Chase Center tendrá capacidad de 18,064 aficionados sentados para los partidos de sus Warriors y algunos más parados.

Como todas las arenas construidas de manera reciente, tendrá la versatilidad de recibir diversos eventos deportivos y de espectáculos. Incluso el primer evento que abrirá las puertas será un concierto de la legendaria banda de rock Metallica, el próximo septiembre; seguido de otros músicos como Dave Matthews Band, Erick Clapton y Elton John, entre otros.

El costo del inmueble rebasa el billón de dólares e incluirá asientos, palcos de lujo y opciones de comida para cualquier nivel, dentro de un marco de tecnología de punta en todos los aspectos.

La nueva arena provocará también una explosión de negocios paralelos dentro y fuera del inmueble que creará más de 100 empleos de tiempo completo y contratará a mil de tiempo parcial, de acuerdo con cifras de la ciudad de San Francisco.

“Siento una de las más exitosas franquicias deportivas del país sobre la cancha significa que muchos aficionados y corporaciones quieren ser parte de la familia de los Warriors”, agregó Welts.

El primer partido de los Warriors en su arena será el 5 de octubre contra Los Angeles Lakers con lleno completo asegurado. Golden State ya vendió incluso 14 mil boletos de temporada y aseguran tener una lista de espera de 44 mil personas.

El precio de los palcos está en alrededor de 2 millones de dólares por temporada y los asientos en la duela para el juego inaugural ya superan los 6 mil dólares cada uno.

“Sé que será un estadio fabuloso”, dijo el jugador de los Warriors Draymond Green. “Este lugar ha sido muy especial para nosotros. Aquí hemos tenido una gran carrera y ganado tres campeonatos desde que yo llegué. Será muy especial despedirla con una buena nota y alzando otro banderín de campeonato”.

Según cálculos, los Warriors deberán embolsarse alrededor de 700 millones de dólares durante los próximos 20 años sólo entre la venta de suites corporativos y derechos de nombre, sin contar la ganancia de entradas individuales, los eventos paralelos y algunos otros derechos.

Vea también Nadal triunfó frente a Federer para clasificar a la final del Roland Garros (+Video)

Categoria : NBA Deporte : Baloncesto
Tomás Rincón
Tomás Rincón     

Periodista Deportivo.Bilingue. Sports Journalist.